La siesta mejora la calidad de vida

566

La siesta es una especie de sueño corto recuperador y no debe durar más de 30 minutos. Mejora física y mentalmente a las personas. Aunque dormir siestas de más de media hora, distorsiona sus efectos positivos. Se recomienda un sofá o una silla cómoda en lugar de la cama. No se aconseja siesta a las personas con insomnio.

Un invento "made in Spain"

Las personas que duermen regularmente siesta llegan a reducir en un 37% las causas de mortalidad coronaria. La duración adecuada para que una siesta nos permita recuperar fuerzas y concentración es de entre 20 y 30 minutos.

"Incorporarse a las empresas, mejoraría el rendimiento de las personas porque mejoraría la calidad de vida y a su vez mejoraría el rendimiento económico."

Una apresurada lista de inventos españoles suele caer en lugares comunes. La fregona, el futbolín y la siesta son los más repetidos. Probablemente el resto del mundo sólo sabe que la siesta es un invento "made in Spain", cuyos beneficios para la salud son ya innegables.

La arquitectura del sueño

Los estudios han establecido que la duración propicia de una siesta es de 26 minutos. El doctor Pedro Mayoral, experto en transtornos del sueño, abre la horquilla entre los 20 y los 30 minutos para que la típica cabezada "nos permita recuperar fuerzas" y mejorar "la concentración".

"Se puede estar tumbado o acostado, pero lo más importante es que no supere los treinta minutos", según Mayoral, ya que si se excede de ese tiempo se entra también en fases más profundas de la "arquitectura del sueño", de unos ciclos más propios de la noche.

"La siesta es una especie de sueño corto recuperador", insiste este especialista que ejerce en varias clínicas reconocidas de España y que la recomienda especialmente para personas con hipertensión, diabetes, problemas cardiacos, ansiedad y estrés.

El sueño y la fortuna

Una investigación realizada en 2007 en Japón demostró que las personas que dormían siesta ocasionalmente habían reducido en un 12% las causas de mortalidad coronaria, pero el descenso era de un 37% en las que la dormían habitualmente.

Algunos expertos en sueño creen que tendría que incorporarse a las empresas. "Mejoraría el rendimiento de las personas porque mejoraría la calidad de vida y a su vez mejoraría el rendimiento económico", señala Mayoral.

De hecho, un estudio revela que las personas con grandes fortunas en el mundo, las que ganan más de cien mil euros, tienen la costumbre de dormir una siesta.

Estas "cabezaditas" mejoran no sólo físicamente a las personas, también mentalmente, como lo han podido constatar hace unos meses la NASA. Sus investigadores comprobaron que los astronautas mantenían la lucidez y la buena disposición después de dormir una siesta tras una mañana de intenso trabajo.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL? 

 

 

Artículo anterior10 tips para estar en forma desde la oficina
Artículo siguienteLa gran depresión