La nueva interpretación de los sueños

333

El padre de la etnopsiquiatría francesa, Tobie Nathan, se atreve con una revisión del clásico La interpretación de los sueños en un libro fascinante y no exento de polémica. El autor se nutre de la neuropsiquiatría, el psicoanálisis y la antropología (y etnografía) para componer una suerte de "manual" para interpretar los sueños dirigido al gran público. 
 
"Un siglo después de la publicación de « La interpretación de los sueños » (1899) podría parecer una audacia proponer una nueva versión. Tobie Nathan resuelve el desafío de una manera brillante y permite medir la innovación que constituye la etnopsiquiatría." Frédéric Keck, Le Monde.

Nathan  se apoya en textos de los clásicos y en estudios científicos recientes para hablar de cómo funcionan los sueños: qué utilidad tiene soñar…Nathan  se apoya en textos de los clásicos y en estudios científicos recientes para hablar de cómo funcionan los sueños: qué utilidad tiene soñar; la diferencia entre sueño y pesadilla; la interpretación de los sueños; si son o pueden ser un factor de  predicción…
 
Para ello utiliza numerosos ejemplos de casos reales tratados por él, en los que ha aplicado la "etnopsiquitaría", es decir, la aplicación a la interpretación de los sueños del estudio sobre conocer el entorno cultural, las tradiciones y los lenguajes de los sujetos.

Sobre Tobie Nathan
Tobie Nathan (El Cairo, 1948) es profesor de Psicología en la Universidad Paris-VIII. Es un destacado representante de la etnopsiquiatría, una disciplina que estudia los lazos entre la psicopatología, las prácticas clínicas y el entorno social. En 1993 fundó el Centro Georges-Devereux, centro universitario de apoyo psicólogico a las familias de inmigrantes. Es autor de varios libros sobre psicoanálisis y psicología que han obtenido gran éxito, especialmente en Francia.

Editorial: Clave Intelectual
Traducción: Iván García Barbeitos
Páginas: 264 páginas

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?   

Artículo anteriorIrina Matveikova: El aparato digestivo influye en nuestra felicidad
Artículo siguienteAshoka busca talento para dar solución a retos globales