Jubilación: ¿Por qué las mujeres la perciben como algo negativo?

402

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

No piensan ni perciben lo mismo hombres y mujeres cuando surge la palabra jubilación. Que las mujeres interrumpan su trayectoria profesional por el cuidado familiar, reduce su nivel de ingresos influye en que sus aspiraciones no se vean reflejadas. Las diferencias en el nivel de vida son tan diferentes que más de la cuarta parte de las mujeres, el 27%, asocia la jubilación a valores como "inseguridad" y casi una quinta parte, el17%, a "pobreza". Lo dice el Estudio de Preparación para la Jubilación 2014, que elaboró Aegon.

El porcentaje de mujeres que señala que no podría destinar ninguna parte de sus ingresos actuales para el ahorro de cara a la pensión, se sitúa cinco puntos por encima de los hombres. A pesar de que la previsión de cara a esta época de la vida es algo que afecta por igual a ambos sexos, ellas son las más desfavorecidas.

Las diferencias entre ambos sexos se acentúan con la necesidad de conciliar necesidades laborales y familiares, recayendo estas responsabilidades principalmente sobre el género femenino.  Los datos

Más de la mitad de las mujeres españolas que están casadas o que viven en pareja, el 55%, considera que su cónyuge será "extremadamente o muy importante" como fuente de ingresos económicos durante su jubilación, frente a los hombres que en un 45% se muestran más seguros en cuanto a la independencia económica.

Además, el 55% de ellas asegura que no tiene un plan a futuro en este sentido, mientras que este porcentaje en los hombres es algo inferior y se sitúa en un 41%. Además, no encuentran vías para ahorrar de cara a la jubilación ya que solo el 13% dice que está en el camino correcto para conseguir los ingresos necesarios, frente al 24% de los hombres.

En este mismo aspecto, el porcentaje de mujeres que señala que no podría destinar ninguna parte de sus ingresos actuales para el ahorro de cara a la pensión, se sitúa cinco puntos por encima de los hombres, el 24% frente al 19%.

Según Jaime Kirkpatrick, CEO de Aegon España,"Aunque existen diferencias entre hombres y mujeres a la hora a abordar su jubilación, la preocupación existente a la hora de asegurar su futuro y la de los suyos es común a ambos. Por esta razón, uno de nuestros principales objetivos es concienciar, tanto a hombres como a mujeres, sobre la necesidad de crear un hábito de ahorro lo antes posible",

Conciliación

El informe de Aegón refleja también que las diferencias entre ambos sexos se acentúan con la necesidad de conciliar necesidades laborales y familiares, recayendo estas responsabilidades principalmente sobre el género femenino.

Como consecuencia, se ven en la obligación de interrumpir su carrera profesional más a menudo y un 24% pasa a trabajar a tiempo parcial frente al 10% de los hombres.

Este hecho provoca que su poder adquisitivo se vea más reducido". El estudio resalta, al respecto, que las mujeres obtienen una media de ingresos anuales de casi 19.000 euros frente a los 27.000 de los hombres. Por esta razón, tienen menos capacidad de ahorro a pesar de estar igual de capacitadas formativa y educativamente hablando ya que se ha reducido la brecha educativa entre ambos sexos. De esta manera, el 22% de las mujeres tiene estudios de bachillerato frente al 28% de los hombres, en cuanto a la educación universitaria, el porcentaje de las mujeres es superior al de los hombres y se coloca en un 46% frente al 41%. Lo que significa que se encuentran igual o incluso más preparadas para desempeñar una carrera profesional.

También te pueden interesar…

 

 ¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO?