Josefina Molina: una vida detrás de las cámaras

737

Josefina Molina fue la primera mujer que obtuvo el título de directora de la Escuela Oficial de Cine. Hoy, convertida en una reconocida directora en el mundo del cine y la televisión, esta cordobesa recibe el reconocimiento a una vida ligada al mundo audiovisual: el VII Premio UIMP a la Cinematografía concedido por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)

Molina dio sus primeros pasos en el teatro, cuando fundó su propia compañía. Sin embargo, pronto decidió que lo suyo era ver el mundo a través de una cámara. Cuando obtuvo el título de directora de cine, la televisión le permitió rodar para Estudio 1 y, sobre todo, series. «Teresa de Jesús», de 1984, con Concha Velasco como protagonista, es de las más recordadas.

Detrás de las cámaras, en el escenario o tras su propia compañía teatral, siempre estuvo ligada al mundo audiovisual. 

Su trabajo en el mundo del cine le llevó ganar el Goya de Honor como reconocimiento a su trayectoria en 2011. Un listado de largometrajes entre los que se encuentran «Función de Noche», con Lola Herrera, el drama histórico «Esquilache», basada en la obra de Buero Vallejo «Un soñador para un pueblo», «Lo más natural», con Miguel Bosé y Charo López (1990), y «La Lola se va a los puertos» (1993), interpretada por Rocío Jurado.

En esa trayectoria nunca ha abandonado el teatro, y también ha dirigido montajes respaldados por el éxito de la crítica y del público, como el del texto de Delibes «Cinco horas con Mario», interpretado en distintas etapas por Lola Herrera y Natalia Millán. También ha cultivado la literatura con las novelas «Cuestión de azar», «En el umbral de la hoguera» y «Los papeles de Bécquer».

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Profesión, ciencia y arte en nuestra ZONA MUJERES?