II Festival Internacional de Cine por la Equidad de Género

414

"Gracias a las mujeres emergen historias ocultas con frescura de mirada, aunque lo más difícil y el desafío es conectar para que las películas sean vistas por el gran público" dice la cineasta argentina Muriel Rébora que participó del II Festival Internacional por la Equidad de Género "Mujeres en Foco".

El documental etnográfico "Tambores de agua", 2º premio en la categoría de largometrajes y "Ana y Mateo", primer galardón de 2010 en cortometrajes de ficción fueron los más comentados. Pero el debate se agitó en el primer centro cultural intramuros del Servicio Penitenciario Federal después de los 17 minutos y 30 segundos de "Esposos, una historia de celos y violencia machista" rodada en 2009 por María González Castillo y Julia Rodríguez tras inspirarse en una noticia publicada por la prensa argentina.

Ante la pregunta de la realizadora González Castillo sobre la incidencia del maltrato entre la pareja, una inmensa mayoría de las mujeres levantaron sus manos y superpusieron sus experiencias. "Los celos son un complejo de inferioridad se pueden tratar en un psicólogo antes de llegar a la agresividad", analizó una reclusa. "De lunes a jueves era un marido ideal, pero los fines de semana tomaba mucho y era un infierno", recordó otra interna.

"No me siento trabada por los hombres, depende de nosotras imponernos socialmente".Violencia de género
Aunque Mujeres en foco, el festival celebrado en la capital federal argentina por segundo año consecutivo, contó con otras cuatro secciones, la violencia machista fue la más numerosa de un festival con 150 películas (11 cintas a concurso) de 30 países, porque "es una realidad y es pública", lamentó la directora de la muestra, Cynthia Judkowski.

Por ello, el Festival por la Equidad no se limita a la proyección y distinción de películas, sino que pretende "hacer visibles los problemas de género, educar a través del arte y reflexionar sobre los temas". Licenciada en Comunicación Social, con experiencia como periodista y cineasta, aunque ahora se dedica a la docencia en un programa nacional de educación de adultos, Judkowski detectó la "ausencia de un festival de mujeres y para mujeres" en el panorama fílmico y logró reunir alrededor de la idea a un grupo de siete jóvenes conectadas por la profesión y con "ganas de hacer confluir cine y género" en su tiempo libre.

Tras "golpear muchas puertas" para reunir 100.000 pesos (alrededor 20.000 euros) del presupuesto, "sin ganar nada de sueldo", el proyector de Mujeres en foco se encendió el pasado año para iluminar el debate de más de 1.500 espectadores, con "afán de continuidad" y con su directora embarazada de nueve meses. "Tuvimos muchísimo apoyo y los resultados fueron excelentes, todos positivos". A los diez días de la clausura, Cynthia Judkowski alumbró a su primera hija y, dos meses después, comenzó a preparar con el resto del equipo la segunda edición, a cuya inauguración acudió ya con Violeta en brazos.

Cine de género
También estuvo presente la venezolana Clarissa Duque en la proyección de la Unidad 3, junto con su ópera prima "Tambores de agua". Y fue protagonista de otra de las actividades paralelas del Festival, impartiendo un taller de cine documental con perspectiva de género. Allí, relató su experiencia a lo largo de casi tres años para culminar una obra etnográfica sobre las raíces africanas de la música venezolana y, más concretamente, acerca de la percusión interpretada por mujeres afroamericanas y camerunesas al golpear con sus brazos los ríos de dos continentes, a una y otra orilla del Océano Atlántico.

"El cine es un modo reflexión, vives otras historias que jamás pudiste vivir, y supone un avance y crecimiento personal al conocer otros puntos de vista. El cine es un transformador social" declaró Duque, quien además admitió el actual predominio masculino en la industria fílmica, aunque subrayó "que se están abriendo muchos espacios y posibilidades" para lograr una plena igualdad. "No me siento trabada por los hombres, depende de nosotras imponernos socialmente".

Mujeres enfocando
"No siento ninguna dificultad por ser mujer, pero es importante compartir experiencias para encontrar nuestra identidad y seguir luchando por la igualdad"
dijo la cineasta danesa Charlotte. Eso sí, "mujeres fuertes quieren hombres fuertes", advirtió Sieling, participante además del ciclo Ventana nórdica de la muestra junto a otras colegas escandinavas.

Por su lado, la realizadora brasileña Tania Cuaresma matizó que las profesionales del sector, "como en todo el mercado de trabajo, tienen poca participación en niveles altos, siempre figuran de manera secundaria. Afortunadamente, hubo cambios en la sociedad, pero las mujeres necesitamos trabajar mucho más para progresar en la escala profesional".

Y, precisamente, la directora noruega Ellen-Astri Lundby convino en que el actual "proceso global de democratización de las ideas supone una liberación y tambalea el patriarcado".

Premios
Primer premio en Largometraje: "Herederas", de Ariadna Relea (España, 2009)
. Un documental sobre los campamentos de refugiados saharauis desde la mirada infantil femenina.

Primera mención en Largometraje: "Justicia nuestra", de Iris Disse (Ecuador, 2009). Un documental filmado en Ecuador, Perú, Panamá y México sobre las dificultades de las mujeres indígenas para acceder a la justicia estatal y ancestral.

Segunda mención en Largometraje: "Sofía", de Hernán Belón (Argentina, 2010). Un documental acerca del viaje organizado por los hijos y nietos de una mujer centenaria.

Primer premio en Cortometraje: "La Tarea", de Milagro Farfán (Cuba, 2009). Un documental sobre la actual diversidad familiar y sexual desde el trabajo escolar de una niña.

Primera mención en Cortometraje: "Marcela", de Gastón Siriczman (Argentina, 2009). Una animación acerca de las rutinas y sueños de una oficinista cuarentona.

Segunda mención en Cortometraje: "Violeta", de Viviana Bohorquez (Colombia, 2010). Una animación sobre la historia real de la búsqueda emprendida por una campesina de sus dos hijas, víctimas de secuestro, violencia sexual y tortura por parte de un grupo paramilitar colombiano.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorMarta Urbano: ¨Las oposiciones son una carrera de fondo¨
Artículo siguienteLos labios se visten de verano