Fallece la escritora húngara Agota Kristof a los 75 años

320

La escritora húngara Agota Kristof, quien tenía 75 años de edad, falleció el pasado 27 de julio en su casa de Neuchatel, Suiza, donde vivía desde 1956.

La autora, que obtuvo éxito internacional con su trilogía "El gran cuaderno", "La prueba" y "La tercera mentira", escrita en francés, había dado a conocer en marzo pasado a un portal literario húngaro que ya no escribía porque se encontraba enferma.

Nacida en Csikvánd (Hungría), en 1935. Tenía 21 años cuando ella se exilió a Suiza junto con su marido (profesor de historia en la escuela) y su hija de cuatro meses de edad. Se mudaron a Neuchatel, en Suiza, cuando la revolución de su país fue aplastada por las tropas del Pacto de Varsovia.

La autora, que obtuvo éxito internacional con su trilogía "El gran cuaderno", "La prueba" y "La tercera mentira", escrita en francés, había dado a conocer en marzo pasado a un portal literario húngaro que ya no escribía porque se encontraba enferma.Hubo de trabajar duramente en una fábrica, al tiempo que aprendía francés. La evolución personal que experimentó entonces está magistralmente narrada en su breve pero intenso libro La analfabeta: un relato autobiográfico.

Señalan sus biógrafos que tras cinco años de exilio y soledad, dejó su trabajo en una fábrica y se separó de su marido.

Se dedicó entonces a estudiar francés y poco después a escribir novelas en ese idioma.

En 1986 apareció su primera novela, titulada "El gran cuaderno". "La prueba" llegó dos años después. Hasta 1991 apareció la tercera parte bajo el título "La tercera mentira". La trilogía novelística ha sido publicada en España por El Aleph, en 2007, bajo el título de "Claus y Lucas".

Su último trabajo es una colección de historias cortas titulada "C"est égal", que se publicó en París en 2005.

Otros galardones que le fueron otorgados son el Premio Gottfried Keller (2001) y el Premio del Estado de Austria de Literatura Europea 2008).

No fue una escritora mediática, apenas concedió unas pocas entrevistas. El mundillo literario, decía, no le interesaba nada. No figuró nunca en las listas de best-sellers, aunque las editoriales que publicaron sus libros hicieron buenas ventas: siempre a fuerza de lentos goteos, conquistando a sus lectores uno a uno. Tal vez por eso ayer no se paró el mundo ante la noticia del fallecimiento, a los 75 años, de Agota Kristof. Murió en su casa de Neuchatel (Suiza), donde vivía desde 1956.

No obstante, su obra cumbre, la trilogía publicada en España bajo el título de Claus y Lucas (El Aleph), dio comienzo en 1986 con la salida a la luz de la primera entrega, El gran cuaderno, a la que siguieron La prueba y La tercera mentira. La historia de dos hermanos que son criados por su abuela en una Hungría invadida primero por las tropas alemanas y luego por las soviéticas, propone una profunda reflexión sobre la condición humana a partir de elementos aparentemente sencillos, estructurados en capítulos breves y con un lenguaje llano y accesible. Uno de esos raros libros que atrapan al lector con su barniz de inocencia, y lo abandonan en la última página cargado de preguntas de difícil contestación.

Además de los títulos referidos, hay traducidos al español otros dos, Ayer y No importa, ninguno de los cuales decepcionará a quienes hayan hecho el paso obligatorio por Claus y Lucas.

También te pueden interesar…

 

 

¿Ya has visitado Letras y libros en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

 

 

Artículo anteriorMaría Dolores Carrión: “La clave es eliminar los prejuicios”
Artículo siguienteLos hombres no mienten, ¿Será una ironia o el mundo se ha vuelto loco?