Estrés oxidativo, patologías y envejecimiento

100

Salamanca acogió el III Workshop on Reactive Oxygen Species and Systemns, donde se reunieron expertos nacionales en estrés oxidativo. Este consorcio incluye 10 grupos de investigación de seis comunidades autónomas que forman parte de un proyecto Consolider del Ministerio de Ciencia e Innovación. Dentro de este campo, los grupos españoles realizan un amplio abanico de investigaciones básicas y clínicas de un fenómeno que está relacionado con enfermedades cardiovasculares y neurológicas, y con el envejecimiento.

El estrés oxidativo es un fenómeno que sufren las células por acumulación excesiva de radicales libres, átomos de oxígeno o nitrógeno que se liberan cuando el organismo metaboliza los nutrientes para producir energía. "Estamos interesados en conocer la biología y los aspectos biomédicos de el estrés oxidativo, cómo influye en nuestra salud y en nuestra enfermedad", ha declarado el coordinador de esta red de investigación, Santiago Lamas, investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, de la Universidad Autónoma de Madrid.

El estrés oxidativo es un fenómeno que sufren las células por acumulación excesiva de radicales libres, átomos de oxígeno o nitrógeno que se liberan cuando el organismo metaboliza los nutrientes para producir energía. El estudio del estrés oxidativo tiene dos vertientes, según ha explicado el experto. Por una parte, "siempre lo hemos asociado a situaciones nocivas, pero sabemos que una porción pequeña de las especies químicas que lo provocan es necesaria para el funcionamiento correcto de las células", apunta. Por eso, los científicos abordan los dos problemas, "la parte necesaria, que en pequeñas cantidades es fundamental para el funcionamiento celular y, la parte que resulta excesiva, que deriva en procesos patológicos".

Para abordar la investigación en este campo, las vías son múltiples, de manera que algunos grupos trabajan en organismos simples como la levadura y otros en situaciones clínicas. "Tratamos de conocer los aspectos más básicos en modelos sencillos, llevarlos a modelos animales y, finalmente, estudiar las patologías humanas, intentar comprender cómo influyen en ellas los radicales libres".

En concreto, las patologías más vinculadas con el estrés oxidativo son las cardiovasculares y las neurológicas. Así, enfermedades como la arterioesclerosis están directamente relacionadas y algunos estudios también apuntan en la misma dirección en el caso de accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio e incluso párkinson o alzhéimer. "No sabemos bien hasta qué punto el estrés oxidativo es el responsable o no de estas enfermedades, pero hay bastantes datos para asociarlo. Por ejemplo, en las enfermedades cardiovasculares y en el envejecimiento se sabe que el estrés oxidativo juega un papel importante", señala Lamas.

En el caso de Salamanca, el equipo de Juan Pedro Bolaños, científico del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca y miembro del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl), trabaja en la influencia del estrés oxidativo en el sistema nervioso.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorSe buscan profesores para el CIESE-Comillas
Artículo siguienteEl retorno del Rey