Empresas digitales: Una alternativa a la situación de crisis

147

El ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet) ha creado una línea de servicios para apoyar a los emprendedores digitales que están surgiendo desde esta escuela de negocios creada en 2009 por varios de los principales expertos españoles en Internet. Con esta iniciativa, el ISDI da un nuevo empuje a su principal objetivo fundacional: apoyar la digitalización de la economía española a través de la formación para hacerla más competitiva y así generar mayor riqueza y nuevas oportunidades en nuestro mercado.

Esta línea pretende ofrecer amplia gama de servicios para ayudar y acompañar a los emprendedores del entorno digital. Los nuevos empresarios del MIB pueden acceder desde este momento a:

  • Apoyo en la conceptualización de la idea y en el desarrollo del modelo de negocio.
  • Asesoramiento jurídico gratuito para la creación de la empresa: elección de la fórmula jurídica, redacción de estatutos, consultoría jurídica de las webs…
  • Puesta en contacto con fuentes de financiación: desde entidades financieras, business angels, subvenciones públicas, etc. En este caso, además, el propio ISDI ha creado un fondo que invertirá todos los años en varios proyectos digitales bajo el prisma de smart capital, con apoyo no sólo financiero sino también en el desarrollo del proyecto. Este fondo está abierto tanto a empresas creadas por los alumnos como del mercado en general.
  • Servicios gratuitos o a bajo coste por parte de empresas colaboradoras para el lanzamiento de las iniciativas: desde creación de identidad corporativa, estrategia de comunicación, generación de tráfico a las webs, posicionamiento SEM…

Las pymes representan en nuestro país el 87% del PIB y el 90% del empleo, pero lamentablemente son pequeñas y frágiles.Todos los servicios son ofrecidos por el ISDI a través del equipo de profesionales que colaboran en la escuela, tanto profesores como empresas, con amplia experiencia en los campos en los que están trabajando con los alumnos que han puesto en marcha un proyecto. La mayor parte de ellos son gratuitos o tienen un coste residual para los emprendedores.

Nacho de Pinedo, CEO del ISDI, explica que "no basta con formar y motivar, además hay que crear un ecosistema en el que los emprendedores pueden sentirse apoyados en todo el proceso de creación de su proyecto. Estamos convencidos de que el emprendimiento es una de las soluciones a la crisis y somos muchos los que apostamos por ser parte de la solución y no del problema. Internet facilita muchísimo ese proceso porque las barreras de entrada para poner en marcha un negocio digital son muy reducidas y el potencial de acceder a amplios mercados globales es muy elevado. Nuestros alumnos del MIB son una buena prueba de esto: en sólo dos años, han creado ya casi veinte empresas y al menos hay otras tantas en proceso de gestación".

El ISDI nació con la vocación de formar a profesionales y emprendedores expertos en el entorno digital que contribuyan a revitalizar el tejido empresarial español con proyectos de alto valor tecnológico y capacidad de retención de talento. Su producto estrella es el programa formativo MIB (Master in Internet Business), que se ha convertido en el auténtico category killer de la formación de alto nivel para la creación de empresas en Internet de España. Se desarrolla durante más de 400 horas presenciales, desde septiembre a junio, con un ambicioso programa académico que cubre las principales áreas sobre las que gira el negocio en Internet, impartido por más de 75 destacados profesionales digitales como profesores y ponentes, principales directivos de empresas como Google, Yahoo!, Tuenti, Buongiorno, Havas Digital o Herraiz & Soto.

En 2010 se consiguió recuperar la capacidad emprendedora en España: fue el ejercicio en el que más desempleados capitalizaron su prestación por desempleo para convertirse en trabajadores autónomos o montar cooperativas y sociedades laborales.

En dos ediciones en Madrid y una en Barcelona, el MIB ha propiciado ya la creación de casi 20 empresas. Algunas de ellas, ya están en plena actividad y han logrado posicionarse de forma notable en el mercado a pesar de su corta trayectoria:

Según palabras de Nacho de Pinedo, "en el ISDI somos optimistas digitales: pensamos que el fenómeno de la digitalización de la sociedad, las industrias y el mundo no sólo es inevitable sino que además es POSITIVO, DIVERTIDO, APASIONANTE y LLENO DE OPORTUNIDADES. Esto no es una simple etiqueta, sino un convencimiento. Creemos que en España existe una importante demanda de profesionales bien formados en el ámbito digital porque Internet es uno de los apoyos fundamentales para que nuestra economía recupere competitividad. Pero además pensamos que la escasez y precariedad del empleo fijo, que era el destino típico de los jóvenes, está acelerando un importante cambio cultural: entender el emprendimiento como una buena alternativa. Las pymes representan en nuestro país el 87% del PIB y el 90% del empleo, pero lamentablemente son pequeñas y frágiles. El desafío está en hacerlas modernas y competitivas, y para ello el entorno digital es perfecto".

De hecho, los últimos datos estadísticos (INE) avalan ese optimismo. En 2010 se consiguió recuperar la capacidad emprendedora en España: fue el ejercicio en el que más desempleados capitalizaron su prestación por desempleo para convertirse en trabajadores autónomos o montar cooperativas y sociedades laborales. El avance es aún más notable en el apartado de capital suscrito donde se rozan los 8.000 millones de euros tras subir un 66,9% comparado con 2009. Esta actividad está más concentrada en Madrid y Cataluña, comunidades autónomas donde más empresas se crearon en 2010.

También invita al optimismo el repunte del emprendimiento potencial, es decir, el porcentaje de población adulta que tiene intención de emprender en los próximos tres años, que crece hasta el 6,7% desde el 5,5%. Si bien es cierto que una cuarta parte de los emprendimientos se lanzaron por necesidad, el número de emprendedores más jóvenes (hasta 24 años) es el que más crece y las compañías de reciente creación viven cada vez más tiempo (la media sube a tres años).

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorPrograma ¨SOS Mujer¨, sobre medios y violencia
Artículo siguienteAlicia Alonso estrena La Cenicienta y El Lago de los Cisnes