El liderazgo que genera armonía

501

Recientemente fui invitada por Pictet, la banca privada suiza, a un desayuno en el hotel Ritz, cuya protagonista era la joven directora de orquesta Inma Shara.

Conocía su trayectoria como directora invitada por las grandes orquestas del mundo, su pasión, su técnica interpretativa, su armonía, su conocimiento profundo de las obras que interpreta y de su cometido, la transmisión del disfrute que siente cuando trabaja, su sensibilidad, su fuerza, su impactante y a la vez falsamente frágil  presencia, su liderazgo…

Le apasiona la música y se decide por la dirección porque la orquesta emite el sonido más complejo y más satisfactorio Pero desconocía su enorme inteligencia y  su gran capacidad de comunicación, el trabajado liderazgo que desempeña en un mundo muy complicado: el mundo de las grandes orquestas, mayoritariamente masculino, de grandes intérpretes, a veces con grandes egos, en ocasiones en una torre de Babel de idiomas diferentes y con procedencias diversas, con la dificultad añadida de tener generalmente poco tiempo de preparación, unos meses a lo sumo.

Inma en su charla, nos da una magnífica clase de liderazgo, basada en su experiencia. Nos cuenta como desde niña, "visualiza" lo que quiere ser, y trabaja intensamente para ello. Le apasiona la música y se decide por la dirección porque la orquesta emite el sonido más complejo y más satisfactorio.

A través de valores como la sencillez y el equilibrio nos enseña que ejercer el liderazgo es transmitir valores de forma moral. Nos cuenta que la excelencia en música es interpretar, no leer, buscar la integridad del mensaje, la sinceridad del mismo.

Descubro que su concepto de liderazgo es completamente extrapolable a otros ámbitos y a otros sectores, por lo que su experiencia me interesa más todavía.

Inma dice que para ejercer el liderazgo se necesita generosidad, entrega y autocrítica. Para ello, debemos establecer puentes profesionales y afectos personales con nuestros equipos. No es tan importante estar ante grandes profesionales, sino el compromiso de las personas que los forman. Creer en el mensaje a transmitir. "La sinfonía es de todos", y requiere una gran complicidad con el equipo. Hay que cambiar las actitudes para potenciar aptitudes. Reforzar lo intangible para alcanzar el resultado deseado.

Siempre he creído que lo más importante, lo que más nos caracteriza como personas y como profesionales, generalmente no se puede escribir en el curriculum profesional y estoy convencida que lo que más define nuestro perfil personal,  son estos intangibles de los que nos habla Inma.

¿Eres organizada, sistemática, simpática, empática, asertiva? ¿Cuidas tu formación, tu imagen, tu salud? ¿Sabes relacionarte con desconocidos, documentarte ante un proyecto, comunicarte bien, adaptarte a lo nuevo, estar al día, o improvisar con serenidad en una crisis? ¿Sabes salir y navegar fuera de tu zona de confort? ¿Eres de fiar?

Estas importantes características personales, no constan habitualmente para un mundo dominado por lo cuantitativo, un deteriorado mundo que nos ha llevado a escándalos económicos y financieros que es solo la punta del iceberg de una situación muy crítica.

Salta a la vista que faltan valores. Vemos sentimientos acorchados basados en lo anecdótico. Mensajes desvirtuados. Todos opinan de todo sin tino ni conocimiento. Una sociedad con jóvenes formados, desmotivados por la falta de expectativas, demasiado vulnerables al fracaso, muy frustrados.

Necesitamos un país, el nuestro, menos autodestructivo, más discreto, mas autocrítico, más riguroso Necesitamos imperiosamente una reestructuración moral, a través del cambio del modelo de valores: la importancia del ser por encima del tener, promover la verdadera  solidaridad, cultivar la soledad y el silencio tan escasos en nuestra vida,  para pensar, para combatir la  falta de ilusión y de expectativas.

Necesitamos desarrollar el compromiso, el sentido de grupo, la responsabilidad, evitar los  juicios sin conocimiento, el respeto. Desarrollar la intensidad en lo que hacemos para crear escenarios mejores. No se puede vivir sin pasión.

Necesitamos un país, el nuestro, menos autodestructivo, más discreto, mas autocrítico, más riguroso. Tenemos que cambiar el modelo de felicidad basado exclusivamente en lo material, cambiar los referentes, un país sin tanta  ligereza y frivolidad. Hay que mejorar las formas y el lenguaje. Nuestro precioso idioma merece ser mimado y protegido. Las palabras protagonizan nuestros pensamientos y son el vehículo de nuestra comunicación, bienes demasiado preciados para permitir que se deterioren tontamente.

Necesitamos líderes que emanen generosidad, transparencia, confianza, expectativas… y que a través de estos valores básicos, su formación y su experiencia sepan detectar las necesidades reales de la gente, administrar y gestionar con armonía y justicia, los recursos de los que disponemos, con austeridad y sentido común, con humildad y pasión,  y contribuir a formar y apoyar el talento.

Hay que buscar el bien. La perfecta sinfonía.

Inma Shara en su charla y en su libro "La batuta invisible", nos muestra un camino con el que me identifico y que considero fundamental para afrontar el reto de la salida de la profunda crisis de valores que atravesamos.

Una gran persona.

*Margarita Jerez de la Vega Socia directora de JP Media Internacional

 

Inma Shara. "la Batuta invisible". El liderazgo que genera armonía. Conecta. 2014.

www.inmashara.com

"Inma Shara es una de las representantes más brillantes de la nueva generación de directores de España. Se formó en los conservatorios superiores de Bilbao y Vitoria, dónde finalizó sus estudios de dirección de composición e instrumentación con excelentes calificaciones. "…"Ha dirigido las orquestas sinfónicas españolas más importantes, y sus compromisos más recientes incluyen colaboraciones con las mejores orquestas del mundo como la London Philharmonic Orchestra, La Orquesta Filarmónica de Israel, La Orquesta de la Suisse Romande, La Orquesta Sinfónica Nacional Checa, la Orquesta Sinfónica Nacional Rusa, La Royal Philharmonic Orchestra, o la Orquesta Sinfónica Nacional de Taiwan, entre otras muchas." Es Embajadora Honoraria de la Marca España. Cuenta con numerosos reconocimientos, como el Premio a la Excelencia Europea.

Inma Shara también es una de Las Top 100 Mujeres Líderes en España.

Otros artículos de nuestros/as columnistas…

 ¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

 

 

Artículo anteriorMenchu Lavid, Hospira
Artículo siguienteTarrés: Las claves para una buena comunicación: transparencia, consistencia y coherencia