El humus de la educación, el poder de la edad y el estrés de la sociedad

602

Ante un panorama demográfico mundial con una estimación de 7.000 millones de habitantes, el envejecimiento de la población europea puede comprometer su competitividad si no se plantea una estrategia. Isabel Celaá, Consejera de Educación, Universidad e Investigación; Javier Rafael Bengoa, Consejero de Sanidad y Consumo y Carlos Aguirre, Consejero de Economía y Hacienda, dieron las claves con la moderación y los comentarios de Antonio Garrigues.

Isabel Celaá, dice que va hablar desde el optimismo. Hablando de la modernización del sistema educativo cita a Cavafis: “Sólo los dioses pueden predecir el destino”. Se refiere del principio de incertidumbre, y afirma que cuando mayor es el placer, menor es la incertidumbre y que hacer predicciones es muy difícil cuando se trata del futuro. Tendremos más formación y también más intervalos, por lo que dice que “hay que moverse del diablo vasco al barril europeo” y poner la mirada en Finlandia e Israel. Educación como base, más investigación e innovación, crear conocimiento, huir de lo sólo útil y de la idea de que todo ronda la innovación y optar por innovaciones radicales con I+D de alto nivel para competir en la liga de los países más avanzados, es una síntesis de su propuesta.

Educación como base, más investigación e innovación, crear conocimiento, huir de lo sólo útil y de la idea de que todo ronda la innovación y optar por innovaciones radicales con I+D de alto nivel para competir en la liga de los países más avanzados, es una síntesis de su propuesta de Celaá. La consejera de Educación, Universidad e Investigación, en relación a la educación vasca, indica que se está dando una tónica inversa: se incrementa la educación terciaria, continua, y sobre todo, la de la población entre 25 y 44 años. “El Gobierno Vasco aborda el reto de modernizar el sistema educativo vasco con herramientas basadas en el trilingüismo, la web 2.0, los grupos de altas capacidades, la apuesta por la formación profesional como marca de país y un sólido sistema universitario vasco, completado por la apuesta por la investigación y la imbricación con el sistema productivo vasco”.

Concluye hablando del humus: educación de calidad e investigación básica, son condiciones necesarias para un desarrollo sostenido y sostenible, seleccionar prioridades y garantizar los recursos a grupos de investigación. Y conectarlos con los mundos productivos para combatir la burocratización. 

El poder de la edad
Carlos Aguirre,
hace hincapié en la importancia de los avances tecnológicos y del conocimiento basado en talento e innovación. Dice que todas las formaciones son fundamentales tanto como la investigación, para competir. El medio ambiente, el agotamiento del modelo energético con mayor protagonismo de desarrollo de renovables en el que inciden la innovación y la tecnología, y la demografía, forman parte de sus preocupaciones. “Las sociedades envejecen con el alargamiento de la vida: la 3º edad es más creativa pero aumenta la dependencia. De ello surgen dificultades en la viabilidad de los sistemas pero también oportunidades nuevas: “La población mayor en mejores condiciones mentales y físicas, tendrá un poder político formidable: decidirán quién va a gobernar, cómo se va a proveer de sistemas, además de hacer lo que sea necesario para lograrlo. Hay que aprovechar ese estrato de población porque posiblemente esté más preparada y tenga más recursos para decidir el destino y lo que pase. Es necesario que se entienda que sigue estando en el mercado y el poder que representa”.

Aguirre, apunta seis factores que cambiarán nuestra vida y el funcionamiento de nuestra economía y sociedad: Las crisis financiera y fiscal, la globalización -nuevas y poderosas economías como China, India, Brasil emergen y  marcarán el paso en los próximos años y décadas-, los avances tecnológicos y científicos -cuya evolución en el primer tercio de este siglo será superior al progreso experimentado por la humanidad en toda la historia-, el medio ambiente y la dinámica demográfica.

El estrés de la sanidad

Rafael Bengoa dice que  “La sanidad sufre en estos momentos el mayor estrés de su vida, y es real”. El consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco, habló de la necesidad de contar con un nuevo modelo sanitario, basado en la eficiencia y en la gestión del gasto, porque el “chasis de hace 40 años se nos ha quedado obsoleto”.Basándose en la evolución del conocimiento del genoma humano en los últimos cinco años, a Bengoa  le preocupan los enfermos crónicos: “Las soluciones no pasan por el copago, sino por la continuidad en su tratamiento y no en su fragmentación”.

Antonio Garrigues ironiza diciendo que los países que bajan en natalidad son el Vaticano, los más machistas y los más religiosos. “Crece la longevidad y decrece la natalidad. Un continente envejecido lo es en todos los aspectos: la vitalidad física tiene que ver el dinamismo mental y la capacidad para asumir riesgos e innovar”. El decrecimiento de la población es para Garrigues un problema: “Competiremos 69 millones de europeos menos contra EEUU que mantiene el ritmo y con países como China que nos supera ampliamente”. Dice que hay que asumirlo, y que  convencer a las mujeres de que tengan hijos es una tarea complicada: "O nos adaptamos o vemos juntos cómo lo superamos".

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

 

Artículo anteriorVII Congreso de Directivos CEDE
Artículo siguienteCapital espiritual y violencia organizacional