El empleo precario retrasa la maternidad

480

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Una investigación australiana demuestra que el hecho de que las mujeres tengan su primer hijo después de los 35 años es debido a los empleos precarios. El estudio, publicado en la revista Human Reproduction, analizó a mujeres australianas nacidas entre 1973 y 1975.

Sin embargo, tal y como explica Gloria Pérez, investigadora de la Agencia de Salud Pública de Barcelona en declaraciones al diario El Mundo, esta situación no es específica de Australia, "aunque en España no se ha realizado todavía un trabajo específico que evalúe el empleo precario en la salud reproductiva". Además, otros factores, como el desempleo, pueden tener incluso resultados adversos en el embarazo.

El estudio desvela que de todas las entrevistadas con hijos, que tenían entre 32 y 35 años, el 67% de ellas tenía un empleo fijo y sólo el 11% permanecía con un trabajo temporal.

El 67% de las mujeres con hijos tenía un empleo fijo y sólo el 11% permanecía con un trabajo temporal

Los investigadores comprobaron que las mujeres que llevaban cinco años en trabajos precarios tenían un 35% más de posibilidades de ser madres tardías. Este fenómeno se observó en todas las clases sociales, indicando que la estabilidad en el empleo era un factor más determinante que los ingresos o el nivel de formación. A juicio de los autores, esta observación desmonta la extendida creencia de que son las mujeres de clase alta, universitarias con empleos bien remunerados, las que retrasan su edad de maternidad para centrarse en su carrera profesional.

El estudio también asegura que el 61% de las mujeres universitarias había tenido al menos un trabajo temporal antes de tener un contrato indefinido. El 30% de ellas eran directivas y puestos especializados, lo que demuestra que el trabajo temporal no es exclusivo de los empleados con poca formación, advierten.

A juicio de los expertos, a menudo las políticas de ayuda a la familia se centran demasiado en ayudar a los padres cuando ya han tenido a sus hijos, pero es necesario también desarrollar políticas que ayuden a las parejas a la estabilidad laboral para mejorar el establecimiento de nuevas familias.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

 

Artículo anteriorUn crowdfunding muy especial
Artículo siguientePoder Judicial: Más mujeres que hombres en el Consejo General