Conciliar es primordial para el buen desarrollo de los niños

503

Cada vez son más las empresas concienciadas con las medidas de conciliación. Las jornadas extensas o la poca presencia en el hogar pueden frustrar al trabajador, pero hay un grupo que sufre mucho más la ausencia: los hijos. Los niños pueden verse afectados tanto psicológicamente como físicamente si sus padres nunca están en casa. Es por eso que es necesaria la aplicación de estas medidas conciliadoras.

Así lo demuestra el tercer estudio del Observatorio efr El impacto de la conciliación laboral y familiar sobre el bienestar de la infancia presentado por Arturo Canalda, Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Antonio Trueba, presidente de Fundación Másfamilia, representando al propio Observatorio efr, formado por Fundación Másfamilia, Tatum, Fundación Adecco y Análisis e Investigación.

Del estudio se desprende que cerca de la totalidad de las empresas españolas aseguran que la implantación de medidas de conciliación impacta positiva y directamente sobre los hijos de los colaboradores, sobre todo en su bienestar emocional (100%),  rendimiento escolar (81%),  la relación con el entorno (64%) y en el  bienestar físico (24%).

Es muy importante aplicar medidas de conciliación, ya que la ausencia de los padres y madres durante la infancia de los niños puede tener consecuencias psicológicas, físicas y emocionales.

Es por ello, que el 80% de los padres y madres que trabajan demandan más medidas relacionadas con los hijos y el 76% valora muy positivamente medidas como la flexibilidad de horarios, el teletrabajo, las excedencias con reserva de puestos de trabajo, etc.

Además, para éstos es necesario intensificar las medidas de conciliación de los padres y madres con hijos menores de tres años ya que, según acreditan los expertos en neurociencia, la base de la inteligencia emocional se forja entre 0 y 3 años.

Las compañías más comprometidas en materia de conciliación e igualdad de oportunidades del mundo, aseguran que ya están trabajando por y para el bienestar de los dependientes menores de sus colaboradores con la implantación en el 98% de los casos de medidas de flexibilidad y horarios o permisos para tutorías, en el 71% en medidas de reducción de jornada por encima de la ley o el 68% con medidas de teletrabajo. Tan sólo un 15% de estas empresas tienen medidas de sensibilización y formación a los padres.

En una situación de crisis como esta, en la que es tan difícil encontrar trabajo, muchas personas tienen que optar por pedir reducciones de jornada. En la mayoría de los casos son las mujeres las que las solicitan, a pesar de que la sociedad ha entendido que la educación de los niños no puede suponer el abandono de la vida laboral de las madres.

Por tanto, de lo que las organizaciones hagan en estos años y de su capacidad para adaptarse a las necesidades del modelo de sociedad y de familia actual va a depender en gran parte la posibilidad de hacer el cambio social que se demanda y acercarse un poco más a realidades más conciliadoras con la problemática de la infancia.

¿Es un problema de tener poco tiempo?
La falta de tiempo con nuestros menores viene incrementada por la crisis que ha generado mayor presión sobre el denominado ‘presentismo’. Por ello debemos abandonar estas prácticas y estos modelos laborales y optar por otros basados en la productividad y el cumplimiento de los objetivos por medios de las empresas y con el apoyo de la Administración pública.

Sin embargo, los problemas de la infancia, a veces, no se producen  sólo por la falta de tiempo de dedicación de los padres sino también por una escasa sensibilización e información sobre la paternidad / maternidad responsable. En este sentido, resulta muy interesante el trabajo que se realiza, por ejemplo, desde  las Escuelas de Padres.

Es muy importante además que se promuevan actividades de ocio familiar por parte de las empresas, ya que estas aportan un alto beneficio en el seno familiar y el fomento de los valores. 

También te pueden interesar…

 

 

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?