RSE, igualdad real y resultados económicos empresariales

284

Tres cuestiones que resultan estar íntimamente ligadas. Al interior de los gobiernos de las empresas del Ibex- 35 las políticas de igualdad son un valor cada vez más destacado. Los datos surgen de la  investigación “Creación de Valor y RSE en las empresas del IBEX-35” de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras. 

En el informe parten de aclarar que la RSE es un sistema de valores que crece como tendencia, y que influyó positivamente en la creación de valor, es decir, en los resultados económicos empresariales.

Sostienen que respecto de las mediciones, se puede decir que “se han sentado las bases para un auténtico cambio en el paradigma empresarial”, y que aunque quede mucho por hacer, hay una “inercia creada”.  En la introducción se destacan las apuestas del Banco Santander, Telefonica, Endesa, BBVA y Red Eléctrica de España. “Nos permiten mirar al futuro con optimismo”, introduce el director del trabajo, el doctor Aldo Olcese.

La valoración de la existencia de los planes de igualdad es el indicador
con una mayor variación
en todos los indicadores analizados.
Esta variación resultó de 1,16 puntos mientras la variación promedio de los indicadores del área de personas fue de 0,3. 
Componentes RSE

Así, la Responsabilidad Social Empresaria se expresa en los distintos componentes de la empresa – en este caso las que cotizan en el Ibex-35 –, en el seno del gobierno corporativo, en el diseño de la estrategia, en la forma de la estructura, en los sistemas que se diseñen para guiar a las personas dentro de este nuevo paradigma y en la gestión de personas.

La perspectiva de género podría ser parte de varios de estos componentes, pero a lo largo del informe se lo menciona en el marco de la presencia concreta de mujeres, cuando se refiera a la implantación de planes de igualdad, y a las ideas de igualdad y de diversidad como un valor importante para obtener mejores resultados empresariales.

El buen gobierno
El área de gobierno  es donde más se ha avanzado en la instalación del paradigma de la Responsabilidad Social en relación con los resultados empresariales. “A pesar del buen nivel alcanzado en muchas dimensiones del buen gobierno, algunos aspectos todavía no se cumplen con un nivel mínimo las propuestas de la RACEF, en particular la incorporación de mujeres en el consejos y la creación de comisiones específicas de RSE y/o gobierno, así como la participación de los grupos de interés en la elaboración o revisión del código de conducta y la existencia de canales anónimos de denuncia en relación al código de conducta”.

Con respecto al número de mujeres en el consejo, el porcentaje de consejeras de las empresas de la muestra sólo se ha incrementado de 7,32% en 2007 a 10,24% en 2009, una cifra cercana a la media europea pero lejos del objetivo marcado por la Ley de Igualdad para 2015.

Como ejemplo, el informe ofrece el caso de la Red Eléctrica de España, donde una consejera independiente es la presidenta de la Comisión de Gobierno y Responsabilidad Corporativa, compuesta por cuatro consejeros, tres de los cuales son externos.

Gestión de personas
Otra cuestión que atañe a la Igualdad también aparece entre los “avances insuficientes” respecto de la gestión de personas. Sintéticamente, dice: “La elaboración de planes para la gestión de la diversidad es muy desigual y en la mayoría de los casos se plantea su elaboración, pero todavía no se han iniciado medidas concretas”. Teniendo en cuenta que desde el punto de vista de la RSE, la función del departamento de Recursos Humanos es un área clave porque determinan en buena medida la existencia real o no de un compromiso y valores compartidos en el seno de la compañía. 

Impacto de la Ley de Igualdad
Cabe remarcar que se han realizado avances significativos en dos indicadores: en los índices de absentismo y en la existencia de planes para fomentar la igualdad en la empresa”, dice en el informe cuando habla sobre la gestión de personas. Sin embargo, destaca que la valoración de la existencia de los planes de igualdad es el indicador con una mayor variación en todos los indicadores analizados. Esta variación resultó de 1,16 puntos mientras la variación promedio de los indicadores del área de personas fue de 0,3.

 “Esto se debe principalmente a los esfuerzos realizados por parte de las empresas para aplicar y cumplir la Ley para la igualdad de mujeres y  hombres. Que entró en vigor en 2007 y estableces el deber de negociar plantes de igualdad en la negociación colectiva de ámbito empresarial en empresas de más de 250 trabajadores”, detalla el informe respecto de la percepción de la Ley – una de las normativas más progresistas del mundo – al interior de las empresas del Ibex-35. 

Mujeres de carne y hueso
A pesar del gran avance observado en relación a la elaboración de planes de igualdad, no existen mejoras sustanciales respecto al porcentaje de mujeres en las plantillas de las compañías ni en su participación en puestos de responsabilidad”.

En 2007 las mujeres ocuparon el 36,6% de los lugares de trabajo, y en 2009 el 38,4%; el 2007 ocuparon el 16% de los cargos directivos, y el 16,5% dos años después: “Los Gobiernos Corporativos de las empresas más importantes de España no han incluido la cantidad de mujeres que establece la Ley de Igualdad”. 

Se puede consultar el informe completo en la web de RACEF: http://www.racef.es/public/media/file/M22_LibroRSE.pdf

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorPlataforma de Mujeres Creadoras
Artículo siguienteAnalfabetismo financiero ¿y tú qué sabes?