Bienvenida al software libre

117

Carolina Grau Ferrando, es directora gerente de Cenatic, fundación pública estatal que impulsa el conocimiento y uso del software libre y de código abierto en todos los ámbitos de la sociedad: usuarios, empresas o administraciones públicas. Radicada en Extremadura y promovida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, prestan ayuda y asesoramiento a iniciativas que aprovechan las ventajas de las tecnologías de código abierto para desarrollar sus proyectos.

¿Usamos muchos programas de código abierto sin saberlo?
Lo cierto es que sí, lo que pasa es que en general el usuario no presta demasiada atención al tipo de licencia con que se distribuye el software que usa. En general le resulta suficiente con que resuelva sus necesidades y sea ventajoso económicamente, más allá de si se trata de programas de software libre o privativos.

"El usuario interactúa con tecnología "open source" cuando navega con Firefox, utiliza programas para el intercambio de archivos en redes P2P o cuando abre un documento PDF."Aun así, el software libre se emplea más de lo que en principio podríamos pensar. Poca gente sabe que utilizamos tecnología de código abierto cuando usamos navegadores GPS, ya sea en el coche o en los teléfonos móviles. También usamos "open source" de manera indirecta cuando navegamos por Internet, pues la Red está basada en un 60% o un 70% en servidores "open source"; o cuando utilizamos Google, basado mayoritariamente en tecnología de código abierto. Por otro lado, de manera más palpable, el usuario interactúa con tecnología "open source" cuando navega con Firefox, utiliza programas para el intercambio de archivos en redes P2P o cuando abre un documento PDF.

En la industria el software libre se utiliza para construir los vehículos de las marcas más conocidas, o está insertado en el software que llevan los electrodomésticos más comunes, como televisores, lavadoras, etc. Igualmente se utiliza en soluciones de seguridad, en el envío de cohetes al espacio o para hacer el seguimiento de los resultados de los monoplazas de Fórmula Uno.

¿Por qué desconocemos tanto el software libre?
Cuando nació el software, nació como software libre. Quien inventaba software lo hacía como un medio para poder vender sus grandes ordenadores, pues si no hubiera existido un sistema operativo y de gestión de los mismos no habrían servido para nada. Entonces no se cobraba por el software, pues el principal beneficio para la empresa era la venta de la máquina en sí. Luego el software se fue convirtiendo en algo más estratégico y diferenciador entre compañías, y eso hizo que se "cerrara" y se convirtiera en privativo.

"El software se fue convirtiendo en algo más estratégico y diferenciador entre compañías, y eso hizo que se "cerrara" y se convirtiera en privativo."En los años 80 del siglo pasado nació el movimiento por el software libre, cuando usuarios técnicamente muy expertos quisieron seguir utilizando el software que ellos mismos escribían y compartían para gestionar sus máquinas y sistemas sin depender de determinados fabricantes. Y así ha estado el software libre mucho tiempo, en manos de grupos de usuarios y sin llegar al público en general.Sin embargo, las grandes empresas y la Administración pública conocen bien las tecnologías abiertas, pues tienen la necesidad de obtener el máximo rendimiento de los programas informáticos que utilizan, adaptarlos a sus necesidades, modificarlos, mejorar sus prestaciones, etc. Estas son las libertades que permite el software libre, y eso hace que cada vez sean más las compañías y administraciones que están migrando sus sistemas, como ha hecho también la cooperativa Eroski.

¿Software libre es sinónimo de poco profesional? ¿Y de gratis?
El software es un producto y, como todos los productos, hay software bien desarrollado y programas que causan muchos problemas a los usuarios. Las diferencias entre el software libre y el software privativo no están en su calidad, sino en el tipo de licencias con que los programas son puestos en el mercado, así como en las libertades que estas licencias garantizan a su usuario.

Por otro lado, hasta hace poco ha sido muy habitual confundir software libre con software gratis, pero eso no es así necesariamente. En empresas y administraciones, toda implantación de software, aunque en principio sea gratuito, implica un coste cuando se requiere un soporte técnico, una adaptación, una ampliación o una integración de sistemas, y de ahí que en torno al software libre se haya creado un modelo empresarial y económico que permite el desarrollo de un sector local.

"Las diferencias entre el software libre y el software privativo no están en su calidad, sino en el tipo de licencias con que los programas son puestos en el mercado, y las libertades que estas licencias garantizan."¿Qué ventajas tiene para un usuario el utilizar software de código abierto frente a las alternativas con licencia propietaria?
Para un usuario es básico el poder obtener el software de forma sencilla, directamente de Internet o copiado en un CD. Así podrá probarlo sin necesidad de hacer una inversión previa y darse cuenta de que no depende de un único proveedor para satisfacer sus necesidades. Y todo ello sabiendo que, pese a que lo puede copiar, se trata de software 100% legal.

Pero además, hoy en día muchos hogares tienen más de un ordenador; pensemos en que, si no hubiera software libre, habría que adquirir licencias para cada uno de ellos cada vez que quisiéramos instalar una nueva aplicación. Y eso afectaría también a aquellas personas que tengan una "micropyme", o una pyme, y tengan cinco, diez o incluso quince equipos en su oficina. Además, el software libre permite utilizar el programa para cualquier fin, frente a otro tipo de licencias que limitan el uso permitido a su software.

¿Puede haber motivos para que un usuario o una empresa se decidan por el uso de sistemas operativos propietarios?
Lógicamente, si no existe una aplicación en software libre en el mercado para cubrir las necesidades del usuario, pues sí. Sin embargo, si hay una aplicación en software libre que cubre las mismas necesidades que aquella por la que se está haciendo una inversión en licencias, y aun así se opta por una solución propietaria, entonces la empresa deberá reconsiderar su política tecnológica para ser más competitiva.

¿Cuánto se podría ahorrar en la Administración española si se usará sólo software de código abierto?
No hay muchos estudios al respecto, y lógicamente es complicado llegar a una cifra plausible. Sin embargo, en CENATIC pensamos que la Administración general del Estado no debe basar su elección de uso de software de código abierto simplemente en razones económicas, que también las hay. La Administración general del Estado necesita diseñar mucho software a medida, sea este abierto o propietario, y en esta elección la mejor opción es el código abierto, pero no sólo por el ahorro, sino por las posibilidades que le ofrece para compartir conocimiento, de no dependencia de un solo proveedor, así como la mayor interoperatividad con otras administraciones y con el ciudadano, etc.

¿Debería sancionarse a la Administración o empresa pública que usase software propietario habiendo alternativas viables en software libre?
En España estamos a la cabeza en cuanto a legislación relacionada con el uso de software de código abierto. Esta legislación invita y alienta a las administraciones al uso, pero es la Administración la que debe evaluar costes y beneficios, y lógicamente actuar con rigor presupuestario optimizando los costes de sus adquisiciones, y optando siempre por la oferta más ventajosa, tal y como indica la ley.

"La mejor opción es el código abierto, no sólo por el ahorro, sino por las posibilidades de compartir conocimiento, de no dependencia de un solo proveedor, y la mayor interoperatividad con otras administraciones y con el ciudadano."¿Cómo valoran la decisión del Gobierno de Asturias de liberar OpenFWPA, un software para crear plataformas de Administración on line, para que otros gobiernos lo adapten a sus necesidades?
Lógicamente la valoramos muy positivamente, más cuando se trata de uno de los miembros del Patronato de CENATIC. Muchas comunidades autónomas están haciendo grandes esfuerzos por apoyar el desarrollo de proyectos basados en código abierto y, de hecho, la totalidad de ellas tienen en estos momentos proyectos en esta línea. Desde CENATIC estamos ofreciéndoles asesoramiento legal y técnico para los procesos de liberación de software y la compartición de conocimiento.

En España hay varias versiones regionales del sistema operativo Linux, en las que se han invertido costes y dinero ¿No parece un tanto absurdo diversificar los esfuerzos e inversiones en lugar de crear un tronco matriz desde el que crear distribuciones a medida de cada comunidad?
El tronco matriz de todas ellas es Linux, y a partir de Linux se han generado el resto de distribuciones, sin que hayan llegado a ser radicalmente diferentes entre sí. Lo que se ha hecho es personalizar la distribución matriz, gracias precisamente a la posibilidad de adaptación que permite el software libre. Así, ha sido posible adaptar y traducir el software a la lengua y usos locales de las diferentes regiones casi sin coste, cuando en el caso del software propietario esto requeriría una elevada cantidad de dinero en coste de licencias.

"Ha sido posible adaptar y traducir el software a la lengua y usos locales de las diferentes regiones casi sin coste, cuando en el caso del software propietario esto requeriría una elevada cantidad de dinero en coste de licencias."Por otro lado, si estas administraciones comparten con CENATIC la difusión y promoción del conocimiento y uso del software libre, lógicamente el hecho de que cada comunidad autónoma opte por su propia distribución permite acercar esta tecnología a sus ciudadanos, mejorando así el conocimiento general del software libre.

Finalmente, no hay que olvidar que cada una de las distribuciones desarrolladas requiere unos servicios de soporte, mantenimiento y adaptación que han permitido que en cada comunidad se pueda alentar la creación de un sector TIC local dedicado al software libre y de código abierto.

Por JORDI SABATÉ

 

También te pueden interesar…

 

 

Artículo anterior1984 o cómo despertar del letargo
Artículo siguienteWoman Emprende tiene espíritu práctico