Arianna Huffington, accionista de AOL

422

Arianna Huffington cobrará un 25% de la parte que le corresponde por la venta del Huffington Post en acciones de AOL. Aunque al principio, en 2005, hasta sus aliados se mostraron escépticos con su emprendimiento, ahora le adjudican una epopeya: reinventar AOL.

Además, Tim Armstrong, CEO, miembro del consejo y principal accionista de AOL ha puesto otros 10 millones de dólares en la compañía y casi ha duplicado su porcentaje después de la adquisición del HuffPo.

La empresaria no confirmó cuánto ganó con la venta, pero AOL pagará 315 millones de dólares por la compañía, 15 de ellos en acciones. Se trata de una de las ventas del año: Huffington vendió su portal HuffPo – con 25 millones de visitas y 440 millones de páginas vistas al mes -. Es una de las mujeres con mayor influencia en los medios, las número 12 según Forbes.

La operación es un símbolo de lo que muchos están llamando la nueva burbuja puntocom, y también representa la suma más alta pagada hasta ahora por un blog.Con los 60 años, le toca recoger los frutos. El HuffPo, como es conocido el que probablemente sea el "nuevo medio" independiente más reputado y exitoso.

Críticas
Sin embargo, no todos apostaron a su iniciativa. Cuando en 2005 lanzó The Huffington Post -un sitio web de noticias, análisis y estilo de vida-, los críticos lo descartaron diciendo que estaba condenado desde el inicio. "La Madonna de la política mediática ha sufrido demasiadas reinvenciones", dijo Nikki Finke, ácida bloggera de Hollywood. Presentado como un blog para ella y sus amigos famosos, parecía poco sólido. Incluso sus aliados se mostraron escépticos. "Parecía una idea interesante, pero de concreción no muy probable", dijo Bill Hillsman, quien se encargó de la comunicación en su campaña por la gobernación, en 2003, y actualmente escribe para el HuffPo.

La operación es un símbolo de lo que muchos están llamando la nueva burbuja puntocom, y también representa la suma más alta pagada hasta ahora por un blog. Pero ahora Huffington tiene que concretar la mayor reinvención de todas: tiene que ayudar a revivir a AOL.

HuffPO, antes de AOL
Antes de la venta de HuffPO, había tensiones internas. En el área administrativa, algunos pretendían que la compañía comenzara a cotizar en bolsa, pero quienes lo respaldaban financieramente buscaban una salida limpia.

Cuando Tim Armstrong, CEO de AOL, ofreció pagar una proporción que superaba en 10 veces a la facturación de HuffPo, ella no pudo negarse. Y Huffington salió muy bien parada de la operación, que puso el broche de oro a su singular carrera.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?