Apenas 12% de las empresas tiene Planes de Igualdad

588

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE

Antonia Martos, secretaria de la Mujer de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras de Andalucía (CCOO-A), denunció que sólo el 12% de las empresas obligadas por ley a elaborar planes de igualdad los tienen, aunque la norma entró en vigor hace más de cinco años. Así lo indicó durante el I Congreso de Empleo e Igualdad. Un dato que, "pone en evidencia que después de cinco años de entrar en vigor la Ley de Igualdad, el despegue definitivo de los Planes está aún por producirse".

Planes Válidos

Entre las principales dificultades para la elaboración de estos planes, destaca la inexistencia de obligatoriedad legal de registrarlos o la escasa participación de la Comisión Paritaria de Igualdad para establecer las necesidades reales de la empresa, que casi siempre suele recurrir a diagnósticos de consultoras externas. Martos dejó claro que para CCOO solo son válidos los Planes acordes a la normativa, "que son los que se han negociado con los representantes legales de los trabajadores y de las trabajadoras" y ha calificado de "no válidos" los impuestos por las empresas y los no negociados con los sindicatos.

De los 207 convenios de sector existentes en Andalucía, más de la mitad (105) están pendientes de negociar y sólo en el 6% de ellos se hace alguna referencia a los Planes de Igualdad. Dificultades para localizar los Planes

En cuanto a las dificultades que tienen las organizaciones sindicales para localizar los Planes de Igualdad, la dirigente de CCOO destacó la no existencia de una obligación legal de registrarlos, algo que, según ha afirmado "dificulta enormemente tener datos fiables". En ese sentido lamentó que no se esté aplicando el Real Decreto sobre registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo y ha pedido que se ponga en macha de una manera eficaz.

Prueba de esa dificultad es, según Martos, que desde 2007, cuando entró en vigor la Ley, el sindicato solo tiene constancia de la firma de 282 Planes y de 170 en negociación, lo que supone menos del 12 por ciento de las empresas obligadas a tenerlos.

Otro de los problemas es, según CCOO, la elaboración del diagnóstico sobre el que hacer el plan, que en su gran mayoría las empresas encargan a consultoras externas sin permitir así la participación de la Comisión Paritaria de Igualdad.

"Los empresarios entienden que el diagnóstico lo hacen ellos y no reconocen el papel fundamental que debe jugar la Comisión Paritaria ente empresa y representación sindical", lamenta, para añadir que "al final esto afecta a las medidas que se recogen en el Plan de Igualdad, todas ellas muy light".

Negociación colectiva

Martos recordó que la Ley también se refiere a la incorporación de la igualdad en la negociación colectiva y ha criticado la actitud de la patronal que "mantiene bloqueada la renovación de los convenios colectivos pendientes". En este sentido, señala que "el 95% de las empresas andaluzas son PyMes, por lo que no están obligadas a implantar Planes de Igualdad, así que la inclusión de cláusulas de igualdad en la negociación de los convenios sectoriales es especialmente necesaria".

Los datos, en opinión de la sindicalista, son "muy significativos", ya que de los 207 convenios de sector existentes en Andalucía, más de la mitad (105) están pendientes de negociar y sólo en el 6% de ellos se hace alguna referencia a los Planes de Igualdad. Por otro lado, tan sólo 62 de los convenios vigentes en Andalucía en 2010 (apenas el 5.8%) han incorporado medidas de igualdad.

Lenguaje sexista

Martos criticó en especial que ni siquiera "se ha corregido el lenguaje, todo se redacta en masculino, también las categorías profesionales, no se recoge o se recoge poco sobre el acoso sexual o por razón de sexo, no hay protocolos de actuación o los hay en pocas empresas". También cuesta que se use un lenguaje no sexista en los Convenios Colectivos.

La responsable de Mujer alertó de que las últimas reformas del gobierno han provocado "una mayor indefensión" para las trabajadoras al "consolidar la temporalidad en los contratos de trabajo así como la contratación a tiempo parcial, dificultando la estabilidad laboral", además de permitir que "se despida con libertad sólo con alegar previsión de pérdidas, lo que permitirá que muchas empresas oculten que despiden tanto individual como colectivamente por otros motivos, como por ejemplo por el hecho de ser madre".

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

 

Artículo anterior50 preguntas y respuestas para combatir la ansiedad
Artículo siguienteInnovación y creatividad: Claves para emprender nuevos caminos