TIC y Universidad: inseparables

132

El Libro blanco de la Universidad digital 2010 sugiere que el modelo de la universidad del futuro ha de pasar necesariamente por el buen gobierno y uso de las TIC, lo que le permitirá actualizar el conocimiento más rápidamente, mejorar su capacidad de innovación y de adaptación al nuevo entorno y contribuir a la plena implantación de la Sociedad del Conocimiento.

Este informe, publicado en la Colección Fundación Telefónica / Ariel y coordinado por OCU (Oficina de Cooperación Universitaria), afirma que la evolución de las universidades no debe ser ajena a las tendencias del desarrollo social, cultural y económico de las regiones, por lo que su futuro está condicionado por tendencias como la globalización e internacionalización, creciente competencia entre universidades, surgimiento de nuevas necesidades por parte de los ciudadanos y de la sociedad o nuevos requerimientos legales.

Según apunta el Libro, los aspectos tecnológicos que posibilitan la implantación de la Universidad Digital 2010 abarcan un amplio abanico de servicios que van desde las infraestructura de redes y comunicaciones a los servicios web, que permiten integrar aplicaciones de una forma más transparente.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación ayudarán a las universidades en el proceso de transformación hacia la universidad digital porque ayudarán a mejorar los procesos de relación, facilitarán la integración de los espacios comunes de educación superior, facilitando la movilidad, la seguridad y la disponibilidad de todo tipo de información académica y administrativa.

Además, en el Libro se incluye un conjunto de buenas prácticas para el gobierno y desarrollo de las TSI (Tecnologías de la Información y Sistemas de Información). Una de las claves para la evolución de las universidades será la evolución de la gestión universitaria, trasladando la gestión universitaria tradicional, hacia los procesos de calidad, para posteriormente llevar a cabo una gestión de la información y llegar a una verdadera gestión del conocimiento.

Como se señala en el libro, «las TIC se han convertido en la herramienta crucial para el futuro de las universidades, ya que no se pueden desarrollar ninguna de las dos misiones de la universidad -docencia e investigación- sin contar con unas tecnologías y sistemas de información adecuados».

Los restos de la universidad

Asimismo, según pone de manifiesto el documento, la Universidad Digital ha de pasar por la internacionalización e integración en los espacios comunes de educación superior, la mayor conexión con el tejido productivo y mejora de los canales de transferencia de conocimiento, la búsqueda de la excelencia académica y de investigación, la plena transparencia y la optimización de la gestión de los fondos públicos y privados o el establecimiento de métodos educativos innovadores.

En el ámbito de la convergencia universitaria destacan el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) para la calidad, movilidad, cooperación y empleo universitarios. Entre sus objetivos para 2010 destaca la adopción de un sistema de titulaciones transparente, comprensible y comparable mediante el Suplemento Europeo al Título, así como la adopción de un sistema basado en dos niveles: Grado y Posgrado.

Otros retos son el establecimiento de un sistema de créditos único, la promoción de la movilidad de los estudiantes, profesores y personal de administración, el reconocimiento de los períodos de investigación, enseñanza y formación, la adaptación de procesos para garantizar el cumplimiento de normativa en el ámbito de la e-administración y de la normativa del proceso de Bolonia en general.

Todas las universidades se enfrentan a cambios en el tipo de alumnado, en los modelos de aprendizaje, en los nuevos modelos de trabajo cooperativo y colaborativo y a un incremento de la competencia con universidades españolas, corporativas, escuelas de negocios.

 

Artículo anteriorLos empleados eligen
Artículo siguienteCoaching Women in Business