¡Motívate y atrae a tus clientes!

129

No todos los días son iguales, dice el autor que reconoce que hay días en los que siente el rey del mundo y tiene la certeza de que todas sus ideas y proyectos avanzan y fluyen como debe de ser, pero hay otros en los que siente que no avanza y que se pone pesimista y minimiza sus logros ¿Te ha pasado?

Aunque atraer clientes debe ser siempre nuestra prioridad número uno, es cierto que muchas veces dejamos que el pesimismo, la flojera y cualquier otro motivo nos invadan y hacemos a un lado las actividades que terminarán trayendo dinero a nuestro negocio, ¿no es cierto?

Pero debes saber que el 98% de lo que hacemos en el día a día es gracias a nuestra mente inconsciente, es decir, el 98% del tiempo funcionamos en piloto automático, lo que significa que cuando abandonamos y dejamos de hacer lo que sabemos que tenemos que hacer, en realidad lo estamos haciendo en automático, gracias a algún programa que traemos. ¿Cómo contrarrestarlo? Mediante un esfuerzo consciente que nos haga hacer lo que se tiene que hacer.

Debes saber que el 98% de lo que hacemos en el día a día es gracias a nuestra mente inconsciente, es decir, el 98% del tiempo funcionamos en piloto automático¿Y qué es este esfuerzo consciente por no caer en la procrastinación? Se llama motivación. Y no es la típica motivación al más puro estilo Cornejo en la que te dices que eres un(a) empresario(a) excelente, más bien hablo de un cambio de pensamiento y de acciones claras y específicas que nos ayudan a mantenernos en el camino, porque es un hecho que el éxito no llega de la noche a la mañana y que todos los días tenemos que acercarnos a él.

A continuación te presento 18 formas en las que puedes motivarte:

1. Comprométete contigo. Por naturaleza, cuando nos comprometemos con algo o alguien, tendemos a cumplirlo (algo tendrá que ver con el honor), pero esta vez el compromiso es contigo, y funciona mejor si lo haces por escrito.

2. Actúa. Si no te sientes motivado(a) o entusiasta acerca de lo que estás haciendo, actúa. Según un estudio, si mantienes una sonrisa falsa por 20 segundos, ésta se convierte en sonrisa genuina. Lo mismo pasará si te falta motivación, actúala y pronto la tendrás.

3.Hazte las preguntas correctas. La mayoría de las veces, cuando estamos involucrados en algún proyecto, nuestra mente se hace la peor pregunta: ¿Y si no…? (¿Y si no funciona? ¿Y si pierdo dinero? ¿Y si no le gusta al cliente? ¿Y si no vale la pena?), y lógicamente terminamos sintiéndonos con pocas ganas de seguir adelante. Cambia la pregunta por ¿Y si sí…? (¿Y si sí funciona? ¿Y si el resultado es bueno? ¿Y si gusta mucho y tengo muchas ventas?).

4. Ve el bosque, no veas sólo el árbol. Todos tenemos actividades que nos cuestan un poco más de trabajo que otras, y si nos enfocamos sólo en esas, puede ser que nunca avancemos, pero si amplías tu visión te darás cuentas que eso que no te motiva a hacer, es sólo un paso para alcanzar un gran objetivo.

5. Da pasos pequeños. A veces un objetivo gigantesco ocasiona parálisis… ¿te ha pasado? Es tan grande lo qunojo simplemente no tiene sentido.

11. Sal de tu zona de confort. El crecimiento se da cuando salimos de esta zona de comodidad, que muchas veces puede ser nociva, pero que por ser conocida no nos atrevemos a abandonarla. Rétate todos los días a ir un poco más allá de lo que es cómodo para ti.

12. Reconoce el miedo. ¿Miedo a fracasar? ¿Miedo a que no funcione? No hay nadie que pueda predecir el futuro, y si haces lo que tienes que hacer de la forma en la que se tiene que hacer, tus probabilidades de éxito aumentan, así que date cuenta que el miedo que sientes es totalmente infundado y que lo peor que puede pasar es que estés igual que hoy, pero con el aprendizaje que dejan los tropiezos.

13. Identifica por qué lo estás haciendo. Las cosas no las hacemos nada más porque sí. Siempre debe existir una razón más poderosa que cualquier cosa. ¿Por qué quieres tener un negocio exitoso lleno de clientes? ¿Es para dar algo mejor a tu familia? ¿O para comprarte el auto de tus sueños? ¿O porque quieres aportar algo a la sociedad?

14. Conviértete en un Optimista Compulsivo. El pesimista ve los problemas en todas las oportunidades, el optimista ve las oportunidades en todos los problemas. Haz el esfuerzo consciente de siempre ver lo bueno y positivo de todas (TODAS) las situaciones.

15. Cuida la información que recibes. ¿Te gusta ver/escuchar los noticieros y leer los periódicos? Ten cuidado con la información que recibes, porque una cosa es estar informado y otra muy distinta es estar inundado. Los medios son un negocio, y lo malo y negativo vende, así que eso es lo que difunden. Date cuenta que después de escuchar/leer una mala noticia, te sientes mal, verdaderamente mal.

16. Escucha cosas que te motiven. Pueden ser cosas de motivación personal o simplemente música que te haga sentir mejor y te ayude a moverte.

17. Usa tu imaginación. ¿Cómo te verás cuando hayas alcanzado lo que tanto anhelas? ¿Cómo te sentirás? ¿Qué habrá a tu alrededor? ¿Cómo será tu vida? Imagina el éxito en tu negocio y no sólo te estarás motivando, también estarás reprogramando a tu mente para que te ayude a alcanzarlo.

18. Haz que cada día cuente. Nadie tiene la vida comprada ni sabemos cuándo será nuestro último día, así que enfócate en uno a la vez y disfrútalo al máximo. Da toda tu energía a ser tu mejor tú y a crecer todo el tiempo.

¿Te ha pasado que a veces no encuentras la motivación suficiente para seguir adelante en tu negocio? ¿Qué haces tú para motivarte? ¿Se te ocurre otra forma aparte de estas 18?

También te pueden interesar…

  • Mercados online: las mujeres son negocio
  • 5 formas de ser atractivo para tus clientes
  • Publicidad: una deuda con las mujeres
  • Artículo anteriorLos países del G8 ¿comprometidos frente al cambio climático?
    Artículo siguienteHotel Cortijo El Sotillo, costa almeriense