Líderes que transforman en la adversidad: 8 Top 100 dan sus claves

En esta segunda nota, algunas referentes que integran la comunidad de las Top 100 Mujeres Líderes reflexionan sobre el liderazgo, la resiliencia y las perspectivas para este año aún azotado por los efectos de la pandemia.

290

Las ocho entrevistadas son parte de las Top 100 Hononarias -han sido elegidas en 3 ocasiones- y contribuyen desde su rol a impulsar a más mujeres en posiciones de liderazgo y a visibilizar el talento femenino. Son  Edurme Pasaban, Alicia Kaufmann, Celia Sánchez Ramos, Montserrat Tarrés, María Jesús Prieto- Laffargue, Consuelo Crespo Bofill, Nuria Vilanova Giralt y Eva Levy.  

Pasión, afán de superación y humildad son para Edurne Pasaban las tres claves en su concepción de liderazgo. Consuelo Crespo Bofill coincide con este enfoque y destaca además el valor de la empatía. Montserrat Tarrés lo resume en “inspiración, empoderamiento y visión”.

Alicia Kaufman subraya el peso de la escucha empática en su manera de comprender el liderazgo y agrega: “contener, ayudar a crecer» y suma entre las características esenciales de un buen líder “la inteligencia colectiva, saber crear y trabajar en equipo”.

Nuria Vilanova Giralt resalta el valor de “ser fan de tu equipo, no ponerse límites, mantener viva la curiosidad”. Para Celia Sánchez Ramos es importante “pensar en grande y en positivo, el análisis objetivo y profundo, así como confiar en uno mismo y en el equipo.

Nuria Vilanova Giralt resalta el valor de “ser fan de tu equipo, no ponerse límites, mantener viva la curiosidad”.

Eva Levy reconoce que en la práctica «no hay un único estilo de liderazgo. Todos ellos tienen en común las metas muy claras y saben aprovechar las mejores capacidades de su equipo». Y destaca: «es importante conocernos a nosotras mimas, tener optimismo y capacidad de resiliencia».

«Un líder es una persona dotada de valores singulares muy concretos: visión de las acciones correctas, que aparta de su mente los halagos del ego, las emociones o los prejuicios de la sabiduría convencional y ajusta los fines a los medios disponibles”, dice María Jesús Prieto-Laffargue.

Resiliencia y aprendizaje del error

No existen los trayectos rectos y siempre ascendentes. Las adversidades, los conflictos y los obstáculos existen. También las situaciones que parecen hacernos perder la perspectiva. Desde la psicología positiva y del coaching escuchamos con frecuencia frases como “lo importante no es caerse, sino aprender a levantarse”.

Sabemos que el fracaso y el error son parte de la vida, de toda carrera profesional y necesarios en todo proceso de aprendizaje.

Alicia Kaufman refiere a esa competencia fundamental en el ecosistema de negocios actual con una metáfora: “aprender de los errores y redireccionar como con el GPS”. Salir del lugar de víctima ha sido clave para Eva Levy. “Con fuerza y serenidad a sabiendas que lo estaba pasando mal, pero que con perseverancia y buen humor conseguiría superar las dificultades”, recuerda.

Si hay algo que las referentes consultadas tienen en claro está vinculado a los equipos. “Siempre han sido importantes las personas que he tenido a mi lado, gracias a ellos me he podido levantar», afirma Edurne Pasaban. Consuelo Crespo Bofill también revaloriza el lugar de equipo en estos casos y María Jesús Prieto- Laffargue menciona el apoyo de “mis seres queridos, mis amigos”.

En tanto que Montserrat Tarrés pone en valor la disciplina y la fuerza de voluntad, Nuria Vilanova Giralt enfatiza la “ilusión por el futuro” y Celia Sánchez Ramos habla de la automotivación. “Midiendo mis fuerzas y las de mi grupo; valorando y desarrollando planes de acción realistas y flexibles”, concluye.

Perspectivas para un mundo que necesita innovar

La crisis sanitaria ha agudizado las inequidades. Y las profundas dificultades económicas que acarrea han recaído, fundamentalmente, en las mujeres. Ya lo decía el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres en abril de 2020: «la pandemia está exponiendo y explotando desigualdades de todo tipo, incluida la desigualdad de género”.

“No son tiempos fáciles para el mundo de la mujer. Se está produciendo un retroceso a todos los niveles y ya se habla de la pandemia de la desigualdad. La presencia de mujeres en los Consejos de Administración ha bajado después de 15 años al alza”, denuncia Eva Levy.

Edurne Pasaban trabaja como conferenciante, profesora y coach y cree que “en estos momentos el sector como todos está resentido, pero somos nosotras las que tenemos que seguir adelante con optimismo”.

La presencia de mujeres en los Consejos de Administración ha bajado después de 15 años al alza”, denuncia Eva Levy.

El sector de TI, donde se desempeña María Jesús Prieto- Laffargue ha demostrado que está lleno de oportunidades. “El desarrollo tecnológico orientado al progreso social de la humanidad es espléndido, ahora bien, la situación de España viene empeorando sobremanera”, lamenta.

Consuelo Crespo Bofill cree que en este escenario complejo las empresas están realizando un enorme esfuerzo por su sostenibilidad. “Difícil, pero salvable”, asevera con confianza Celia Sanchez-Ramos. “Con esfuerzo de todos es posible recuperar cualquier situación”.

En la adversidad también surgen las oportunidades. Para ello requerimos salir de la forma en que tradicionalmente hemos hecho negocios para impulsar como dice Montserrat Tarrés “la capacidad de innovar». “Ganará el que apueste por la innovación y anticipe el futuro”, sintetiza de manera contundente Nuria Vilanova Giralt.

Nota relacionada:

Top 100: una comunidad de mujeres que abre camino a las líderes del futuro.

Artículo anteriorMar Blanco Álvarez, InBlan: «Logramos que los churros cruzaran las fronteras»
Artículo siguienteDos guías para la igualdad y el impulso del talento femenino
Perfil Oficial de Mujeres y Cia