El coronavirus aumenta la brecha de género. Medidas para evitarlo

Un informe de la ONU revela que 47 millones de mujeres y niñas se verán empujadas a la pobreza debido a la pandemia

87
mujer trabajando coronavirus
Foto de Edward Jenner en Pexels

La tasa de pobreza de las mujeres aumentará debido a la Covid-19.  Los últimos datos de ONU Mujeres y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revelan que la pobreza entre las  mujeres aumentará un 9,1% entre 2019 y 2021. ¿Las causas? La situación sanitaria actual provocada por el coronavirus.

Actualmente se calcula que la pandemia dejará a 47 millones más de mujeres en la pobreza. Según Europa Press, supondrá llegar a los 435 millones de personas pobres. Los datos suponen un gran impacto. De hecho, en este caso, las mujeres sufrirán más que los hombres la falta de necesidades básicas vitales. Para 2021, por cada 100 hombres de 25 a 34 años viviendo en la pobreza extrema habrá 118 mujeres. Esa cifra que podría aumentar a 121 mujeres por cada 100 hombres para 2030.

Ellas tienen empleos con menor sueldo

“El aumento de la pobreza extrema de las mujeres es una dura muestra de los profundos defectos en la forma en que hemos construido nuestras sociedades y economías”, afirma la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, en un comunicado. Según muestra,  este empobrecimiento de las mujeres responde a que ellas tienen empleos con menor sueldo, trabajos menos seguros, falta de protección social y, habitualmente, asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia.

La pandemia dejará a 47 millones más de mujeres en la pobreza

De esta manera, Mlambo-Ngcuka considera que se debe situar a las mujeres en el centro de recuperación de la pandemia y erradicar la desigualdad de género impulsando acciones políticas rápidas y reconstructivas ya que, “en general, el empleo de las mujeres corre un mayor riesgo que el de los hombres, en un 19%”.

Acabar en 2030 con la pobreza extrema

El estudio de ONU Mujeres y PNUD estima que en 2030 se podría terminar con la pobreza extrema en el mundo. Eso supondría un 0,14% del PIB mundial o lo que es lo mismo, 2 billones de dólares. Aparte supondría, según indica, cerrar la brecha de la pobreza de género con una inversión aproximada de 48.000 millones de dólares.

La ONU también advierte que la actuación inmediata de los gobiernos es imprescindible para que estas cifras no se vean incrementadas y se logre avanzar en la reducción de la pobreza.

El informe incluye también otro tipo de recomendaciones para evitar retroceder en el progreso hacia la igualdad de género. Entre ellas destaca el abordar la segregación ocupacional o mejorar las brechas salariales de género. Consideran necesario solucionar el acceso inadecuado a servicios de cuidado infantil asequibles, introducir paquetes de apoyo económico para mujeres vulnerables, aumentar las medidas de protección social dirigidas a mujeres y niñas o ampliar la disponibilidad de investigación y los datos sobre los impactos de género de la Covid-19.

Por su parte, el administrador del PNUD, Achim Steiner, cree que los gobiernos deberían incluir el acceso a la educación y la planificación familiar entre sus medidas para conseguir la igualdad. A su juicio, con esto  conseguirían que más de 100 millones de mujeres y niñas salieran de la pobreza.

Añade, además, que las mujeres están soportando el grueso de la crisis del coronavirus, ya que es más probable que pierdan su fuente de ingresos y es más improbable que tengan cobertura social. Es por eso por lo que insta a invertir para revertir las desigualdades sociales.