Eurodiputados: Divididos por la conciliación

131

¿La maternidad es un valor o una carga para el mercado Europeo? El Informe Estrela, que se votó el miércoles en Estrasburgo, propone una baja de 20 semanas plenamente retribuidas para las trabajadoras que han sido madres y un permiso de dos semanas con pleno salario para el padre. La socialista portuguesa, Edite Strela pidió “no penalizar ni laboral ni económicamente la maternidad”. La conservadora británica Marina Yannakoudakis subrayó la necesidad “hacer políticas posibles”.

Los principales escollos de la directiva sobre la seguridad laboral y la salud de la trabajadora embarazada (que haya dado a luz o en período de lactancia) son la duración del permiso, su retribución y el papel del padre.  El comisario europeo de Asuntos Institucionales, Maros Sevcovic, presente en el debate en sustitución de Viviane Reding, destacó que la introducción del permiso para el padre en la propuesta no obedece al objetivo perseguido por el Ejecutivo comunitario.
Los principales escollos de la directiva sobre la seguridad laboral y la salud de la trabajadora embarazada son la duración del permiso, su retribución y el papel del padre.

La diputada del grupo liberal, Antonia Parvanova, molesta por las referencias al escaso apoyo que la propuesta de ley cosecha entre los Veintisiete, recordó a sus colegas: “Representamos a la gente, no al Consejo”. Además, insistió en que la maternidad es un valor, no una carga para el mercado europeo. 

Para el español de los Verdes Raúl Romeva, el informe Estrela es una inversión en una sociedad más sana. Su colega, el socialista Marc Tarabella, también reivindicó que, en tiempos de crisis, la familia es todavía más importante y no puede ser sacrificada. 

Cómo llegamos hasta aquí 
Este debate no es nuevo en la Eurocámara. La Comisión Europea partió con el plan inicial de extender la baja por maternidad de 14 a 18 semanas en su Directiva sobre estándares de sanidad y seguridad para trabajadoras embarazadas. 

Pero cuando la propuesta llegó a la comisión de la Mujer del Parlamento Europeo, la socialista portuguesa encargada de redactar el informe, Edite Strela, logró elevar la ambición de la norma alargando el permiso mínimo hasta las 20 semanas con sueldo completo. Además, el informe Estrela, aprobado por 19 votos a favor y 13 en contra, introdujo un mínimo de 2 semanas de permiso para el padre. 

Los más críticos con las pretensiones sociales de la comisión parlamentaria de la Mujer pretextaron el alto coste de estos derechos y solicitaron una evaluación del impacto económico de las enmiendas presentadas. El informe sólo recogió los resultados de diez países de la UE, hecho que lamentaron varios diputados durante el debate en Estrasburgo. 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorCarine Martins, Netasq Iberia
Artículo siguienteDilma Rousseff ya es presidenta de Brasil