El PE, a favor de las cuotas en los consejos de las empresas

497

"Europa no puede permitirse desperdiciar talento. El refuerzo del papel de la mujer en los consejos de administración de las empresas no es solo una cuestión de ética e igualdad, sino también esencial para el crecimiento económico y la competitividad en el mercado interior", dijo la vicepresidenta Rodi Kratsa- Tsagaropoulou (PPE, Grecia), durante el debate previo a la votación. Finalmente, las propuestas del informe sobre "mujeres y dirección de empresas" fueron aprobadas. Si en 2012 las empresas y los Estados no cumplen con los objetivos, el PE demanda a la CE que estudie la posibilidad de introducir cuotas obligatorias.

Además, se exige a la Comisión Europea introduzca algunas obligaciones: que atiendan a la formación de las mujeres, a la posibilidad de conciliar y que deban rendir cuentas aquellas empresas que no cuenten con al menos una mujer en sus órganos de dirección.

Textualmente, se pide a la Comisión que si "las empresas y los Estados miembros no han adoptado de forma voluntaria suficientes medidas, considere la adopción de propuestas legislativas, incluyendo cuotas, para 2012, con el fin de incrementar la representación de las mujeres en los órganos de dirección de las empresas hasta un 30% para 2015 y un 40% para 2020".La meta es lograr un 30% para 2015 y un 40% para 2020 de representación femenina en los puestos de decisión de las compañías europeas. El informe fue aprobado por el PE con 534 votos a favor, 109 en contra y 29 abstenciones.

Textualmente, se pide a la Comisión que si "las empresas y los Estados miembros no han adoptado de forma voluntaria suficientes medidas, considere la adopción de propuestas legislativas, incluyendo cuotas, para 2012, con el fin de incrementar la representación de las mujeres en los órganos de dirección de las empresas hasta un 30% para 2015 y un 40% para 2020". La Comisión debería tener en cuenta las competencias de los Estados miembros, así como sus particularidades económicas, estructurales (dimensión de las empresas), jurídicas y regionales al presentar estas medidas.

Buenos ejemplos
Los diputados acogen favorablemente las iniciativas de Estados miembros como Francia, los Países Bajos y España, ya que han fijado un porcentaje mínimo de representación de las mujeres en los órganos de dirección que debe ser respetado por las empresas. Igualmente, consideran que el ejemplo de Noruega, que en 2003 estableció por ley que haya una representación del 40% de personas de cada sexo en los consejos de administración, supone "un claro progreso en la representación de las mujeres".

Otro ejemplo de fomento de la paridad es el ‘código de gobernanza’ empresarial de Finlandia, que obliga a las compañías a dar explicaciones en caso de que no haya representantes de ambos sexos en los órganos decisorios.

"Cumplir o dar explicaciones"
Además de que las empresas incorporen códigos voluntarios para promover la igualdad de género, los diputados apuestan por aplicar la norma de "cumplir o dar explicaciones". De acuerdo con este criterio, las compañías estarían obligadas a aclarar por qué no hay al menos una mujer en el consejo de administración.

Por otra parte, como medidas de sensibilización para luchar contra la discriminación de género, el PE pide tanto a la Comisión como a los Estados miembros que "lancen campañas de información específicas" para poner de relieve la dimensión del problema.

Brecha salarial
El texto aprobado insiste en que la Comisión debe ser la encargada de presentar un plan estratégico con objetivos específicos. Asimismo, el PE hace hincapié en la diferencia salarial existente entre hombre y mujeres: "Los Estados miembros y la Comisión deben combatir estas desigualdades, asociadas a los estereotipos tradicionales, que afectan a la carrera profesional y contribuyen a la baja representación de las mujeres en los órganos directivos de las empresas", señala el informe.

Formación
Los diputados abogan por el desarrollo de las capacidades individuales de las mujeres en la empresa para prepararlas de manera eficaz para el ejercicio de funciones de dirección mediante formaciones específicas y continuas, junto con otras medidas de acompañamiento profesional, como programas especiales de tutoría y creación de redes.

Conciliación
Además, piden que se impulse la introducción de medidas específicas que permitan una provisión suficiente de "servicios de calidad y a precios asequibles, por ejemplo, para el cuidado de menores, ancianos y otras personas dependientes, incentivos fiscales para las empresas y otras compensaciones" para ayudar a las mujeres y a los hombres que trabajan en las empresas a conciliar la vida familiar y la vida profesional.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

Artículo anteriorDiversidad y RSE, LGTB, homofobia e invisibilidad
Artículo siguienteInmigrantes ilegales: 32% de las explotadas sexualmente