El aborto y la libertad de las mujeres

658

Varias organizaciones de mujeres se han manifestado contra el texto del anteproyecto de ley de Gallardón. Además, han denunciado que el proceso de consulta que tiene abierto el Ministerio de Justicia es anómalo, poco participativo y con ausencias significativas.

El acto, se celebró en el Ateneo de Madrid,con la presencia de Isabel Serrano, portavoz de la Plataforma Decidir nos Hace Libres, Yolanda Besteiro, Presidenta de Mujeres Progresistas y vicepresidenta del Consejo Estatal de Participación de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Ángeles Jaime por la Asociación de Mujeres Juristas Themis y Ana María Pérez del Campo, de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas.

Además de criticar el proceso de consulta a las asociaciones por parte del Ministerio de Justicia, Serrano ha denunciado la "incomprensible ausencia" del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad en la elaboración de la normativa."Es muy difícil salvar nada del texto del anteproyecto, desde el mismo título", ha explicado la experta. "El concepto de "protección de la vida del concebido" no está en relación con la sociedad actual" y en el proyecto se pone por encima de los derechos y la libertad de las mujeres".

Según la Plataforma Decidir nos Hace Libres, de una normativa que condena a un mayor riesgo para la salud y la propia vida de las mujeres.

Otro de los argumentos que ha defendido es el debate sobre la ley no solo está en el Parlamento, sino fundamentalmente en la calle. Las encuestas demuestran que la mayor parte de la población rechaza el anteproyecto. Además, el Código Penal no es el instrumento para dilucidar algo que tiene que ver con los derechos y la salud de las mujeres: donde hay "derechos" no hay "supuestos" ya que el ejercicio de un derecho no es punible. Por tanto, "una ley de plazos es lo adecuado", ha concluido Serrano, haciendo alusión también a las legislaciones existentes en la mayor parte de los países europeos.

Quién manda sobre quién

Según han denunciado todas las organizaciones presentes en la rueda de prensa, el texto del anteproyecto de ley defendido por el Gobierno, tiene un fuerte componente moral e ideológico y obedece a las presiones de la jerarquía eclesiástica y grupos ultraconservadores.

Themis por ejemplo no sólo ha denunciado el oscurantismo en el proceso de tramitación de la propuesta de ley, sino el hecho de que atenta al principio de libertad religiosa y va en contra de la ciencia, la razón y el derecho. Ángeles Jaime ha dicho que "de seguirse el dogma religioso que la impulsa, no podría darse la fecundación in Vitro en el caso de mujeres estériles".

Themis, la organización de mujeres juristas espera que el anteproyecto sea retirado, aunque está dispuesta a llevarlo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos que, "sin duda, volverá a condenar al Estado español". Y es que la ley de Gallardón incluso en los supuestos en los que permite la interrupción voluntaria del embarazo, pone tantas trabas -informes dobles, trámites judiciales y médicos- que en la práctica se imposibilita el ejercer el derecho."La reforma que propone el Gobierno no respeta los derechos humanos de las mujeres" ha sentenciado Ángeles Jaime, denunciando también la mala técnica jurídica que quienes redactaron el texto, incluyendo contradicciones como despenalizar el aborto (artículo1), cuando ya estaba despenalizado.

Yolanda Basteiro ha denunciado la falta de pluralidad y de participación de las mujeres en la elaboración del proyecto -hasta ahora no se sabe quiénes formaban parte del grupo de personas expertas que lo ha hecho-. A esto ha añadido que en el proceso de consultas a la sociedad civil que el ministerio tiene abierto hasta el 17 de febrero, no se ha incluido al Consejo Estatal de Participación de la Mujer. Por esta razón, 12 organizaciones de mujeres que forman parte del mismo, junto a los sindicatos CCOO y UGT presentaron un documento al organismo en el que se exponía el rechazo y la petición de la retirada inmediata del anteproyecto de ley y la petición de la celebración de un pleno extraordinario en el Consejo "para que se nos escuche".

Ana María Pérez del Campo, de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, ha dicho que "no tenemos nada que decir a una ley que no se puede enmendar desde su nombre" y ha lamentado que se quiera llevar a las mujeres a situaciones muy dolorosas. "Las mujeres no van a desistir de elegir ser madres o no cuando quieran y eso significa que se harán abortos clandestinos", ha expresado.

Tipos de feminismos

También ha habido referencia alas palabras de la diputada del PP, Marta Torrado, que acusó a las personas que defienden el derecho a decir de las mujeres de "feminismo rancio". "No creo que las sotanas desprendan olor a flores y frescura", dijo Ángeles Jaime con humor, deseando que "las mujeres del PP se contagien del espíritu de Clara Campoamor y consideren que los derechos de las mujeres sobrepasan los intereses partidarios. Que Torrado pueda expresarse en el Parlamento es gracias a feministas como Clara Campoamor, política española y principal defensora del sufragio femenino en el país, de quien acaba de conmemorarse el 126 aniversario de su nacimiento.Mujeres que lucharon por alcanzar derechos que hoy disfrutan todas.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

 

Artículo anteriorSara Pérez Roselló y la excelencia cultural
Artículo siguientePetra Mateos, Consejera de Unicaja Banco