Cada vez son más las argentinas que estudian ingeniería

417

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE

A pesar de que los estudios de género llevan más de medio siglo discutiendo las causas culturales y sociales de la discriminación de la mujer, hay ámbitos de la academia y la vida profesional donde la presencia femenina es apenas visible. Tal es el caso de las carreras ligadas a las tecnologicas y, especialmente, de las ingenierías, donde las estudiantes son franca minoría. Pero Argentina demuestra lo contrario. En el total del sistema universitario argentino las mujeres superan el 55% de la matrícula. Y según un informe de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), durante la última década, a paso lento pero seguro, el número de mujeres aumentó: de ser un 7% de las futuras ingenieras, pasaron al actual 20%,

El fenómeno va más allá de las fronteras nacionales. En Europa, el porcentaje de mujeres en estas disciplinas alcanza el 25%, según datos aportados por Marie-Hélène Therre, vicepresidente de la Federación Mundial de Organizaciones de Ingeniería, durante la jornada "Mujeres ingenieras y desarrollo" del V Congreso Políticas de Ingeniería organizado por el Centro Argentino de Ingenieros (CAI). En general, según la especialista, el avance de las mujeres va a paso lento, pero crece en países como Francia, Canadá, Australia y Rusia.

Las causas de las desigualdades de género en este campo son la falta de políticas y prácticas laborales para conciliar vida familiar y profesional, los estereotipos sobre el desarrollo profesional, la falta de modelos de rol e de interacción con ellos, la representación social de la ciencia y la ingeniería y la discriminación explícita o sutil. Tecnología de género

"Existe una imagen de los profesionales en tecnología muy masculina, y eso influye en que, a la hora de elegir, muchas chicas no opten por estas carreras", señala Claudia Pons, investigadora del Conicet y directora del Centro de Altos Estudios en Tecnología Informática de la UAI.

La mayoría de las mujeres ingenieras se desempeña en las ramas informática, industrial, ambiental y civil, de acuerdo con el informe de la UAI. Esto coincide, en parte, con las elecciones de carrera de las estudiantes del ITBA. Las mujeres representan el 20% de la matrícula total, pero en la rama industrial son el 25% y en la Licenciatura de Administración y Sistemas, llegan al 30%.

La especialidad que más eligen es Ingeniería Química, donde alcanzan el 50% de la matrícula. "El campo laboral de esta ingeniería es muy amplio, ya que se aplica a todo tipo de industrias: alimenticia, cosmética, médica, textil, de limpieza, entre otras", explica Mónica Varela, directora del Departamenteo de Ingreso. "A las mujeres les atrae la versatilidad que tiene la carrera para insertarse laboralmente".

Hay otras especialidades en las que casi no había mujeres y hoy sí las incluyen. Es el caso de Ingeniería en Petróleo, donde el 20% son del sexo femenino. "Que haya aspectos de esta actividad que no puedan desarrollar las mujeres es un mito", dice Carolina Lombardo, alumna de tercer año de la carrera en el ITBA. "Las limitaciones las pone uno mismo, no están dadas por el género", agrega.

En la jornada del CAI, la directora de la Cátedra Regional Unesco "Mujer, Ciencia y Tecnología" de Flacso, Gloria Bonder, enumeró las causas de las desigualdades de género en este campo: la falta de políticas y prácticas laborales para conciliar vida familiar y profesional, los estereotipos sobre el desarrollo profesional, la falta de modelos de rol e de interacción con ellos, la representación social de la ciencia y la ingeniería y la discriminación explícita o sutil.

 

También te pueden interesar…

 

 

¿Ya has visitado Profesión, ciencia y arte en nuestra ZONA MUJERES?

 

Artículo anteriorLos 10 mandamientos para encontrar pareja estable
Artículo siguienteReinvindicando la escena para las mujeres