Anabel Conesa

671

Con dos niños pequeños, un sueldo estable y bien remunerado, unas horas fijas de trabajo y un buen ambiente laboral, Anabel Conesa decidió que era el momento de que las tres C de la educación se implantasen en nuestro país. Así que, junto a otros dos socios mayoritarios, decidió liarse la manta a la cabeza y dejar su cómoda posición para embarcarse en el sinuoso viaje del emprendimiento.

“Soy una defensora de la teoría de la causalidad. En los tiempos que corren nadie piensa en dejar su área de confort y lanzarse a otra aventura totalmente distinta, pero llevaba tiempo con un runrún en la cabeza… me gusta la formación y el panorama que observaba era siempre el mismo. He estado trabajando muchos años en una empresa de Servicios de Recursos Humanos y he visto pasar los currículums de muchos hombres y mujeres con carisma de líder que no podían acceder a los puestos de directivos por falta de formación. Creo que ningún país se puede permitir desperdiciar el talento. Acceder a los postgrados era un área reservada para privilegiados, sin embargo pienso que la formación no puede estar reñida con las tres C (calidad-precio, calidad-docentes, calidad-contenido). Por casualidad llegó el proyecto de Spain Business School a mis manos y dije….esta iniciativa tiene que ver la luz”.

He visto pasar los currículums de muchos hombres y mujeres con carisma de líder que no podían acceder a los puestos de directivos por falta de formación. Supongo que a partir de ese momento tu vida cambia radical. Después de un año y medio de trayectoria ¿qué balance haces?
Muy positivo. Está siendo duro pero vemos los frutos, ya tenemos más de 1.800 alumnos y estamos dando formación In Company en empresas importantes de este país. Renuncias a mucho. La conciliación familiar es difícil para los empresarios: horario de lunes a domingo, muchos viajes… pero en mi caso tengo la suerte de contar con mi marido, que ha renunciado temporalmente a su desarrollo profesional, para asumir ese rol  y hacer que esa estabilidad familiar no se pierda. También es difícil como empresaria porque las ayudas y subvenciones son muy escasas pero creo que vale la pena el esfuerzo.

Hay numerosos estudios que reflejan que existe una brecha digital en las empresas, ya no solo entre países más o menos desarrollados sino también en un mismo país, que se produce  por la falta de cualificación de los empleados en este ámbito. Dices que dais formación en las empresas ¿tan importante es?
Las compañías ya van tarde en la transformación digital, ese proceso se debería de haber producido hace mucho tiempo. Las empresas más competitivas son las menos reacias a implantar productos nuevos y ver qué pasa. Ahora, empresas más tradicionales o menos “lanzadas” quieren ponerse a la altura de las pioneras y solo lo pueden conseguir si les facilitamos que sus empleados adquieran la formación que necesitan sin dejar de hacer su trabajo. Yo lo compruebo a diario, los puestos que nos demandan en la Escuela son perfiles Senior con amplio conocimiento en estas materias.

¿Cuál es el perfil de vuestro alumno?
Responde a tres tipos. Por un lado el emprendedor que tiene una idea pero no sabe cómo empezar y nosotros le ayudamos a ponerla en marcha. Por otro, el experto en Marketing que necesita formarse o reciclarse al ámbito digital. Y, por último, recién licenciados que se quieren decantar por el Digital Business. Ahora nos están demandando mucho nuestro MDBA, que es el típico MBA pero enfocado a dirigir empresas digitales.

Y siendo una escuela de carácter social ¿qué ventajas tienen los alumnos?
Tenemos varias medidas, como por ejemplo el programa de Becas, que permite a los alumnos realizar prácticas en diferentes empresas, con unos Programas de Desarrollo Profesional, creados con este motivo. También ayudas a los desempleados. Además, en muchas ocasiones regalamos cursos para que se inicien y conozcan el campus propio que tenemos y el método de aprendizaje (blended) y, si quieren, pueden continuar con su formación “a medida”. La formación a medida es otro de los puntos fuertes que tiene la escuela, porque no solo está pensada para las empresas sino también para los estudiantes, para que ellos mismos vayan construyéndola según sus necesidades y que no vuelvan a pagar nada por lo que hayan consumido y abonado anteriormente.

Ni todos los líderes tienen todas las cualidades ni todas las cualidades son innatas, sino que se pueden aprender.

El área de profesores es de las más importantes en cualquier escuela. Yo creo que es un trabajo de headhunter, ¿cómo lo ves tú?
Por supuesto que buscamos a los mejores expertos o talentos en activo pero, como responsable del área de profesores, tengo una máxima a la hora de incorporar un docente a la escuela: el profesional puede ser el mejor en su área, pero como no le guste la docencia y no sepa transmitir su conocimiento, no nos vale como profesor, ya que no sabrá trasladar todo su conocimiento al alumno. Por norma general son profesionales del más alto nivel que ven en la formación un aprendizaje continuo también para ellos, que les sirve para tener un pulso constante con la situación actual y les obliga a reciclarse constantemente. La mayor parte de la docencia es on-line (excepto las masterclass y algunas jornadas concretas) y pueden compatibilizar la carrera en sus empresas con la tutorización diaria que hacen a sus alumnos. Tengo como profesores de la escuela a profesionales de Google, Shazam, The AppSchool, Blackberry, Microsoft, Orange, Showroomprive, Stratio, Diario As, Semymas, etc.

Veo que sois cátedra con dos de las universidades más prestigiosas de España.
Si. Eso te puede hacer una idea de que nuestra formación es excelente, puesto que los controles que hay que pasar para llegar a convertirte en Cátedra son muy exhaustivos. Una de las cátedras la tenemos con la universidad pública por excelencia, la Complutense de Madrid. Pero queríamos también incluir la educación privada en una universidad con prestigio. Sin dudarlo pensamos en la Universidad Católica de Murcia. Les presentamos el proyecto y ellos también consideraron que nuestros programas son muy buenos en formación digital.

Antes nos has comentado que veías muchas personas con carisma de líder pero que no ocupaban estos puestos por falta de formación. ¿Cómo piensas que es el líder de la empresa actual?
Tiene que tener muchas cualidades, entre las que destacaría las de saber gestionar el cambio y la diversidad de las compañías, saber gestionar el talento interno para lograr el compromiso de la gente, ser exigente y perseverante para poder alcanzar los objetivos, con capacidad de mando, negociador, comunicador, carismático, honesto, coherente, que sepa trabajar bajo presión, empático, justo, accesible, humilde, optimista y muchas más. Pero tengo que decir, que ni todos los líderes tienen todas las cualidades ni todas de las cualidades son innatas, sino que se pueden aprender.

Anabel Conesa Zamora
es la Directora de Administración y RRHH en http://www.spainbs.com

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Emprendedoras en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorEl espíritu Promociona
Artículo siguienteCómo pedir la baja por maternidad siendo autónoma