Un relato de época en la voz de los mejores escritores

511

El crítico literario Robert Saladrigas (Barcelona, 1940) retrata los desvelos personales y colectivos de los escritores que mezcla en Rostros Escritos (Galaxia Gutenberg), un volumen que recupera  los testimonios de primera mano y máxima importancia para revivir los años finales de la dictadura franquista en la voz de los grandes escritores de su tiempo.

A principios de los años setenta, Saladrigas tuvo la oportunidad de entrevistar para la revista Destino a los escritores y escritoras españolas más relevantes del momento, especialmente a los que empezaban su producción literaria en aquellos momentos.

Saladrigas tuvo la oportunidad de entrevistar para la revista Destino a los escritores y escritoras españolas más relevantes del momento Juan Marsé, Carmen Martín Gaite, Carlos Rojas, Francisco Umbral, Ana María Matute, Francisco Ayala, Carlos Castilla del Pino o Miguel Delibes, fueron algunos de los que fueron retratados por la pluma de Saladrigas.

En Rostros Escritos, Saladrigas recuperó las conversaciones con estos autores, que hablan de sus razones para escribir, de su posicionamiento ante la dictadura que vive España, intentando burlas la censura, de sus compañeros escritores, etc. Con todo ello, se consigue dibujar un relato coral, a múltiples voces, que esboza lo que era vivir y escribir en España durante los años finales del franquismo. Pero también de lo que había sido el exilio para algunos, el silencio interior para otros.

El autor

Robert Saladrigas es desde hace años un referente en el mundo cultural catalán y español, tanto por su obra como novelista como por su labor de crítico literario y de difusor de la literatura. Actualmente publica una crítica semana en el suplemento Cultura’s de La Vanguardia, periódico del que fue durante años responsable de la sección de libros.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorSara Pérez Roselló y la excelencia cultural
Artículo siguientePetra Mateos, Consejera de Unicaja Banco