Lucía Vilanova: Mi próximo desafío es escribir una ópera sobre María Moliner

775

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Lucía Vilanova se ha ganado a pulso un nombre en la escena nacional. Dramaturga y actriz es autora de varios textos pero uno de ellos, Münchhausen,  estrenado en 2011 en el Centro Dramático Nacional, le valió el Premio Assitej-España al mejor texto teatral 2007.

¿Cómo llegaste hasta aquí?

En cuanto terminé el colegio, me vine de Oviedo, la ciudad donde nací, a estudiar periodismo a Madrid.  Fue más bien una excusa para desarrollar mi vocación de actriz en la capital, ya que periodismo era una carrera que no se podía estudiar en Oviedo. Lo  dejé en tercer curso. En seguida me puse a hacer teatro, primero en la universitaria, y más tarde, ya como profesional.

¿Cuál fue el tránsito entre la actriz y la autora?
Hasta que entré en la RESAD, en el 2002, llevaba quince años trabajando como actriz. Hacía teatro, doblaje, zarzuela, y algo de televisión. También daba talleres de teatro para niños en extraescolares. Lo de estudiar dramaturgia lo veía en ese momento como una manera de ampliar horizontes, conocimientos,  vivencias, pero siempre encaminadas al enriquecimiento de mi profesión de actriz. Fue en la RESAD que empecé a escribir. Descubrí entonces que el tránsito entre actriz y autora es muy natural. Al menos, así lo fue para mí.

Fue en la RESAD que empecé a escribir. Descubrí entonces que el tránsito entre actriz y autora es muy natural. Al menos, así lo fue para mí.¿Influyen una en la otra? ¿Cuál gana?
Influyen muchísimo la una en la otra. Una actriz tiene que ser, un poco o un bastante,  dramaturga de sí misma, a la hora de componer un personaje. Una dramaturga tiene que ser, un poco o un bastante, intérprete, cuando se imagina a los personajes, situaciones o diálogos en su cabeza. En cuanto a cuál gana, creo que hoy gana la dramaturga. Como profesión es más "para adentro" que la de actriz, en el sentido de que un autor de teatro realiza su labor esencialmente en soledad, y, eso, creo, va más con mi forma de ser. Te da una autonomía que es muy agradable.

¿Te gusta más la etapa de escribir o la de ver la obra en escena?
El proceso desde que empiezas hasta que acabas de escribir una obra de teatro es muy exigente. Para mí llega a ser obsesivo, aunque se disfrute y se exalte uno muchísimo también. En realidad es una preocupación muy estimulante. El proceso de los ensayos es también apasionante porque tomas contacto con todo el equipo, con los actores… siento que ahora les toca a ellos desarrollar un trabajo creativo y verdaderamente arriesgado. En los ensayos todo empieza a cobrar vida, además, si tienes la oportunidad de ajustar, ajustas. Hay cosas que no ves en el papel que se te evidencian en la puesta en escena. Al ver la obra, ya montada, con público, me cuesta dejarme llevar…

¿Cómo y cuándo escribes?
No tengo un horario fijo para escribir. A veces me lo pongo pero me lo acabo saltando… Hay muchos días que no escribo ni una palabra y lo que hago es pensar, leer y apuntar cosas que me vienen sobre lo que tengo entre manos. Escribo en un ordenador portátil y también, a mano, en libretas, y, luego, lo paso al ordenador. También he tenido la oportunidad de escribir improvisando con actores.  Escribir con lo que te dan los actores es un lujo.

¿Cómo te surgen los temas?
Los temas… Los temas van cambiando… Aunque también dicen que un autor está escribiendo siempre la misma obra con disfraces diferentes, y creo que algo de verdad hay en eso. Últimamente me interesa mucho hablar de manipuladores, de manipulados… La mayoría de los humanos somos "medios-seres", y a mí me motiva mucho reflejarlo.

¿Cuál fue la génesis de Münchhausen?
Quise retratar a una familia infeliz vista a través de los ojos de un niño. A la vez, también quería hablar de enfermedad. Al unirlo, salió la familia como enfermedad. Nik, el niño, va pasando por diversos escenarios, en este caso, las distintas habitaciones de su casa que sugiere los laberintos vitales de la familia.  Me surgió, para contar eso, una mezcla de géneros, el thriler, el cuento, el drama psicológico y un  lenguaje en el que los personajes se expresaban trascendiendo lo cotidiano, puesto que es un texto de evocaciones, sentimientos, resentimientos y  miedos ancestrales.

Es algo que me motiva mucho: escribir el libreto de una ópera sobre María Moliner.¿Qué significó para ti el Premio Assitej-España al mejor texto teatral 2007 por Münchhausen?
Mucha alegría. Me dio, además, fuerza y seguridad para seguir escribiendo. 

¿Son las familias un tema recurrente en ti? ¿Qué es lo que más te atrae?
Sí, el tema de la familia me atrae, y siempre, desde pequeña, me ha interesado a la hora de leer o ver teatro. Hay muchas escritas, muy buenas. Ahora mismo estoy releyendo para mis clases "La gata sobre el tejado de zinc" y la estoy disfrutando. Creo que es natural. Todos tenemos familia y, de un modo u otro, nos podemos ver reflejados.  Y hay algo de "voyer": estás conociendo de primera mano las más recónditas intimidades, los secretos de familia, de los que podrían ser tus vecinos.

¿Cómo ves la situación de las autoras teatrales en España?
Difícil. Si lo es para los autores, para las autoras, más. A fecha de hoy del año 2012 el porcentaje de dramaturgos vivos estrenados en España es muy superior al de dramaturgas vivas estrenadas en España. Seguimos retrasadas: son muchísimos años de pretendida inferioridad que llevamos a cuestas. Y luego, lo escabroso que es, tanto para los dramaturgos como para las dramaturgas, poder  vivir de tu profesión.

¿Quiénes son tus referentes?
Son todo el teatro que he leído, estudiado, interpretado o visto a lo largo de mi vida. Los referentes cambian a medida que evolucionas, pero no los puedes borrar. En algún momento los has tenido. Hay obras, espectáculos, actores y autores que en su momento me marcaron que seguramente, hoy no resistiría. Aunque, el hecho de que me impresionaran en su momento, hizo que se hubieran quedado dentro, y acaban por salir en mi escritura, de forma confusa, disfrazada o deformada, pero, reconocible para mí.

¿Cuál es tu próximo proyecto?
Es algo que me motiva mucho: escribir el libreto de una ópera sobre María Moliner.

Ping pong

  • Una frase, idea etc. que utilices habitualmente… "Conócete a ti mismo"
  • Admiras en la gente… Que mejoren con la edad.
  • Qué cosas te motivan en el trabajo y en la vida: Lo mismo que admiro en la gente: la búsqueda de ir a mejor en cuanto a amor, prosperidad a todos los niveles, equilibrio y alegría.
  • Un libro. La Jerusalemme Liberata de Tasso. Sobre él hice mi trabajo para el DEA y le tengo mucho cariño.
  • Un autor: Calderón de la Barca
  • Una obra de teatro: La vida es sueño.
  • Un/a director/a: Carlota Ferrer. He trabajado con ella como actriz y fue una experiencia muy buena para mí. Sus montajes siempre son imaginativos.
  • Un perfume: No uso perfume.
  • Una comida: La paella de marisco.
  • Un lugar al que volverías: A Pola de Allande, un pueblo de Asturias.

Sobre Lucía Vilanova
En el año 2006, se licencia en la Escuela de Arte Dramático de Madrid en la especialidad de Dirección de Escena y Dramaturgia. En el año 2008 obtiene el D.E.A (Diploma de estudios avanzados) en el departamento de Filología Italiana de la Universidad Complutense de Madrid. Desde el año 2009 es profesora de dramaturgia en la escuela de interpretación Acción-Escena de Madrid.

Como dramaturga es autora de: Pastoral, Maladie, Münchhausen (Premio Assitej-España al mejor texto teatral 2007 y estrenado en 2011 en el Centro Dramático Nacional) Torvaldo furioso (Estrenado el Teatro de La Abadía de Madrid y, actualmente, en gira por España), El que me lee el agua,  Las Afinidades de Silvia y Constanza e Invidere.

 

Ha realizado adaptaciones teatrales de: Progne y Filomena (Diversos autores), Juegos de Amor y Azar de  P de Marivaux,  Enemigo de clase de Nigel Williams, estrenado en el Teatro Bellas Artes de Madrid, y, junto al dramaturgo Joan Espasa, La Moglie di Gogol (Basado en un relato de Tomasso Landolfi) Como actriz, ha interpretado en teatros madrileños, y en gira por España y el extranjero, obras de numerosos autores, también ha trabajado en televisión, doblaje, espectáculos de Zarzuela y de Commedia dell’Arte.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Arte y Cultura en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?