Empresa y derechos humanos según la ONU

139

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE Que  1.700 personas entre los cuales hay representantes de gobiernos,  empresas y del tercer sector de 85 países diferentes se hayan reunido en Ginebra  en el  Foro sobre Empresas y Derechos Humanos organizado por el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas es un acontecimiento. Maria Prandi, de Business and Human Right España, estuvo allí y vuelca en este artículo sus impresiones sobre los resultados del II Foro sobre Empresas y Derechos Humanos organizado por el Grupo de Trabajo de la ONU.

Según la representante de BHR, aumentan las denuncias y quejas por la falta de compromiso de las empresas y de los gobiernos en el ámbito de los derechos de los indígenas en tanto las  empresas empiezan a ver las limitaciones e ineficiencia de las.

Entre otras figuras,  Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, dio las claves sobre cómo un buen expediente en derechos humanos conlleva un mayor rendimiento económico para las empresas. Extraemos algunos de los párrafos de mayor relevancia relativos a las empresas.

Dice Prandi que fueron muchos los temas que se trataron en las diferentes sesiones del Foro: el papel del sector financiero, las cadenas de proveedores mundiales, las iniciativas multi-stakeholder, las actividades de las empresas en países en conflicto, los impactos en los pueblos indígenas, el sector agro-alimentario, el rol de la compra pública, etc. También se trataron otros temas clave tales como el acceso de las víctimas a la reparación judicial y no judicial, la situación de los defensores de derechos humanos que denuncian abusos relacionados con las actividades empresariales y los impactos negativos sobre los pueblos indígenas. Todo ello se hizo bajo las habituales reglas de participación e intervención de Naciones Unidas, reglas con las que algunos de los participantes estaban aún poco familiarizados.

Primero los niños

Por lo general, se consideró que las empresas trataban con mayor facilidad temas relacionados con los derechos del niños y, en cambio, enfrentaban mayores retos con situaciones que involucraban los derechos laborales, la protección de los consumidores, el uso de las tierras, la seguridad y el respeto por los derechos de los pueblos indígenas.

Fue especialmente interesante que se mostrara la necesidad de aclarar criterios en relación al establecimiento de joint-ventures con empresas estatales en países con débil gobernabilidad o con empresas privadas con un débil expediente en derechos humanos.

Italia, Indonesia, Yemen, Estados Unidos, Colombia son algunos de los países que anunciaron su intención de desarrollar medidas encaminadas al desarrollo de Planes Nacionales de Empresa y Derechos Humanos. Numerosos gobiernos discutieron en una sesión a tal efecto los últimos avances en este terreno y explicaron porqué creían que era necesario dar certidumbre a las empresas en este terreno mediante políticas públicas coherentes y con una amplia base social. Invitados por el Grupo de Trabajo como asistencia técnica del Plan Nacional en España, aportamos al debate la necesidad de trabajar en la coherencia de políticas y de contar con una amplia base multi-actor en el proceso de consulta.

Recursos y transparencia

Resaltamos también lo imperioso de asignar recursos suficientes, asegurar la transparencia en el proceso y de sumar apoyos institucionales que faciliten la pedagogía tanto en lo que respecta al proceso interno, dentro de los gobiernos, como al que se desarrolla con los actores involucrados. El Foro mostró también que las organizaciones regionales van a alinearse progresivamente con los Principios Rectores a través de sus marcos regulatorios. La tendencia nos indica que este movimiento va a tocar temas tan dispares pero con un peso importante como la compra pública o la transparencia en los reportes de sostenibilidad. En el caso de la Unión Europea, se está discutiendo actualmente una nueva directiva sobre compra pública que incluirá referencias a requisitos sociales y medio ambientales. Este organismo regional está también empezando a estudiar la cuestión de la extra-territorialidad encargando, por el momento, un estudio exhaustivo sobre el tema a un pool de universidades europeas de manera a tener un primer dictamen de la comunidad académica al respecto".

El Foro Foro tuvo la virtud de mostrar tanto los últimos avances como el largo camino que aún queda por recorrer. Mientras en una sesión se discutía acerca de diferentes iniciativas multi-stakeholder de la sociedad civil, una declaración firmada por más de 100 organizaciones sociales reclamaba a los Estados la necesidad de tomar medidas para el establecimiento de un tratado internacional vinculante. El futuro es polivalente y se confirma así la existencia de diferentes vías paralelas que ya están combinando mecanismos voluntarios con legislaciones vinculantes en relación a determinados temas.

*Maria Prandi (BHR)www.businessandhumanrights.es

 

También te pueden interesar… 

 ¿Ya has visitado Empresas Saludables en nuestra ZONA EMPRESAS? 

 

Artículo anteriorIsabel Vea, comunicación Bodegas Torres
Artículo siguiente31 empresas más cerca de la igualdad