Actitud positiva en tiempos difíciles, la verdadera clave del éxito

El pasado 20 de marzo se celebró el Día Mundial de la Felicidad… de una manera diferente. Nos encontramos ante una situación que ha cambiado de forma radical los esquemas y ritmo de vida de la sociedad.

721
Actitud positiva en tiempos difíciles, la verdadera clave del éxito

Estamos ante un reto social, económico y empresarial sin precedentes, donde mantener una actitud positiva tiene un valor más importante que nunca. En este sentido, Pablo González Ruiz de la Torre, CEO & Founder de Trivu, participó en el World Happiness Fest, el pasado 19 de marzo, para hablar sobre cómo gestionar la relación entre talento y empresa en un tiempo marcado por la incertidumbre.

“Este Día Mundial de la Felicidad lo vamos a celebrar de una manera diferente y, por ello, quiero proponer que el tema sea la actitud positiva como forma de afrontar la vida en general, y estos difíciles momentos en particular”, son las palabras con las que Pablo González dio comienzo una inspiradora charla. Esta versó sobre cómo hacer frente a una situación que, por su corta trayectoria, carece de claves y respuestas válidas. Y es que, la primera reacción que invade a las personas es la angustia por lo desconocido, en cualquier ámbito y cualquier parte del mundo.

Es importante mantener a este colectivo motivado, enchufado y, sobre todo, preparado.

Sin embargo, sorprende ver cómo, ante los días de incertidumbre, sale a relucir una sociedad capaz de unirse más allá de lo que sean o piensen. Cantidad de movimientos sociales en positivo han sido una representación de cómo las personas que se unen bajo una misma forma de afrontar la vida son absolutamente imparables.

Claves para mantener al talento motivado

Aplicado al ámbito laboral, el COVID-19 ha generado una gran incertidumbre y ha llevado a las empresas a hacer frente a una situación de emergencia, tomando medidas en un periodo muy breve de tiempo. Teletrabajo, ERTEs y otros movimientos laborales generan una gran preocupación entre la sociedad. En este sentido, Pablo González continúa defendiendo que la actitud positiva es la clave del éxito para hacer frente a cada reto y añade, “ante este panorama, tenemos que tener en cuenta que cada empresa, empleado o autónomo que está ahí fuera, no es grande por su tamaño, sino por su espíritu, su ilusión y su actitud, ahora más que nunca, sin límites”.

Y es que, a día de hoy, son muchos los empresarios que han tenido que decir “hasta pronto” a sus empleados, pues durante el tiempo que dure en confinamiento, se ven en la obligación de trabajar en remoto. Por ello Pablo hace hincapié en que la clave para motivar al talento consiste mantener a la gente:

Conectada: Hoy en día existen cantidad de herramientas que permiten mantener a los equipos unidos en remoto. Es importante promover la sensación de unión para salir fortalecido de esto, pues es precisamente ese sentimiento de pertenencia el que hará que salga lo mejor de uno mismo y de la compañía para hacer frente a los problemas.

Cuidada: Más que nunca es importante que los miembros de una compañía estén al corriente de lo que está pasando dentro de la organización. Por ello, se aconseja hacer uso de plataformas y herramientas internas para generar canales seguros, cercanos y humanos, creando contenido de valor que permita conectar con el talento, de manera que estén informados y actualizados en todo momento. La comunicación es, en este momento, nuestro mejor aliado.

Como líderes tenemos la responsabilidad, más que nunca, de luchar y empatizar con los equipos, saber qué piensan y qué sienten

Enchufada: En un tiempo como el que vivimos, no es fácil mantener a la gente enamorada de tu marca… y menos aún en la distancia, pues es difícil transmitir emociones a través de la tecnología. Debemos tratar de encontrar la herramienta que permita mantener a la gente lo más enchufada, enganchada, motivada y entusiasmada posible.

Otra triste realidad que se está viviendo, son las empresas que están solicitando la suspensión temporal de los contratos. Empresas que, por un tiempo, tienen que decir “adiós” a sus empleados. En este caso, la clave estará en no cortar ese nexo de unión, de pertenencia a la compañía. Es importante mantener a este colectivo motivado, enchufado y, sobre todo, preparado. Aprovechar este tiempo para formarles, reactualizarles y que desarrollen nuevas habilidades para ese momento en que todo se haya normalizado y toque volver al trabajo, pues la vuelta será intensa, repentina y dura, este es el propósito de iniciativas como la “Ventana Positiva” que presentaba Pablo.

En este sentido, Pablo González señala, “como líderes tenemos la responsabilidad, más que nunca, de luchar y empatizar con los equipos, saber qué piensan y qué sienten. Poder comunicar, desde la conciencia, la dureza de lo que estamos viviendo y juntos estar preparados para ese día de después que vendrá más pronto que tarde”.