25 años después: las mujeres españolas ante la maternidad

90

En 25 años Philips Avent ha cambiado a la par de las españolas. Por este motivo y con la colaboración de la Consultora ASAP, lanzaron el Estudio ´La Mujer Española ante la Maternidad´. El informe arroja datos sobre los usos y costumbres entre las madres de hoy un cuarto de siglo después. Cambios matizados según los entornos socio-económicos que implican cómo piensan y actúan las españolas a las que Philips Avent sigue acompañando.

Datos esclarecedores
Muchos son los datos extraídos a partir del estudio. Por ejemplo que la maternidad y el cuidado del bebé han cambiado porque a los ítems habituales las madres han agregado por ejemplo preocupaciones por la vuelta al trabajo y la recuperación de la figura.

No es lo mismo centrarse en el hogar y la atención de la familia que compaginar dos trabajos, uno fuera de casa y otro dentro de casa. Por suerte los medios tecnológicos -móvil, Internet…- así como la ayuda de abuelos-canguros o personal de servicio….colaboran en alcanzar parte de los objetivos. Otro elemento que aparece es que la sociedad hoy tiene más información y menos tabúes, más educación y apoyo de los facultativos.

La crisis y sus efectos sobre la maternidad
Demorar la llegada del bebé, sacrificar la guardería o pasarse a una marca blanca en alimentación o ropa, son realidades que tienen que ver con los efectos de la crisis según el estudio de Philips Avení:

Los padres… ¿Queremos que colaboren más o les impedimos colaborar?

No siempre son ellos los que no se implican. Una parte de las mujeres se reconoce “machista”, es decir, confía más en su madre que en su pareja (37%) y reconoce que no siempre deja a su pareja que le ayude (36%).

Queda claro que el varón y su rol en la familia a cambiado bastante: el 86% de las entrevistadas convivía con su pareja y un 94% de ellas consideran que el hombre de hoy colabora más que el de hace 25 años…aunque un 48% considera que deberían colaborar más.

2 de cada 3 entrevistadas admiten que les hubiera encantado que su pareja hubiera solicitado el permiso de paternidad.Los roles, queda claro, han evolucionado. Hoy los padres participan prácticamente en todas la tareas: dar el biberón, cambiar un pañal, además del resto de tareas y además lo hacen muy bien y se fían a la hora poderse quedar con los niños. A algunas les ha sorprendido lo bien que lo hacían. “Los padres ayudan, pero la carga principal del bebé la llevan las madres”.

La madre asume la mayoría de las tareas. El porcentaje de padres que colaboran a menudo nunca alcanza el 50% en ninguna de las tareas, aunque tampoco es frecuente que los padres no colaboren nunca. Los que lo hacen se vuelcan más frecuentemente: un 45%, baño en el cambio de pañales, vestido y paseos al parque; un 38% en la comida y un 26% en llevar al niño al pediatra o a la guardería.

Otro tema que hoy se comparte más es el levantarse a la noche cuando es preciso. Hoy se levanta “el que primero lo oye” o se turnan en esa labor salvo que todavía esté la madre en la etapa de darle el pecho.

El permiso de paternidad
La sociedad está cambiando mucho: 2 de cada 3 entrevistadas admiten que les hubiera encantado que su pareja hubiera solicitado el permiso de paternidad, algo que, hace 25 años hubiera sido impensable por el diferente enfoque de los padres de entonces.

Hoy ven menos trabas para pedirlo y sólo un 15% de ellas opina que el permiso de paternidad podría repercutir negativamente en la carrera de su pareja y casi la mitad cree que los hombres siguen esperando que sea la mujer la que sacrifique su profesión cuando se hace madre.

Casi la mitad cree que los hombres siguen esperando que sea la mujer la que sacrifique su profesión cuando se hace madre.Por otro lado, también la lactancia ha sufrido muchos cambios pues el 26% de las Mujeres de Hoy la han interrumpido por la necesidad de volver al trabajo especialmente las menores de 30 años. Aunque sigan reconociendo el valor en nutrientes y defensas asociados a la leche materna, dar el pecho es una opción “deseable”… pero no siempre fácil de llevar a la práctica pues compaginar horarios de trabajo y tomas de los niños a menudo es muy difícil.

Philips, la vida más fácil

Dos amigos fiables con los que Philips Avent les ha facilitado la vida son:

  1. El extractor. Proporciona libertad a la madre, además de estimular su pecho y proporcionarles un grado de libertad, sobre todo para las que trabajan fuera de casa, ya que les permite dejar leche materna a la persona que se queda con el niño, sin renunciar a darle al niño su leche.. Cerca del 52% lo ha utilizado en algún momento porque que la lactancia materna le parecía incómoda o porque tenía impedimentos físicos para continuarla.
  2. El vigilabebés. La actitud de las entrevistadas hacia los vigilabebés también es positiva: la seguridad de sus hijos es lo primero. 2 de cada 3 madres utiliza vigilabebés y las Madres de Ayer reconocen que en su época no existían pero cuando van a casa de sus hijas, lo utilizan. Entre otras cosas porque así pueden ayudar en la casa y saben que en cuanto se mueve el niño, lo escuchan sin problema. Las Madres de Hoy encuentran prácticos los vigilabebés, por ejemplo, en casas grandes o de dos plantas y en algunas circunstancias: cuando están en la cocina, o se van de viaje y duermen en un hotel.

El estudio habla claramente de una voluntad de la empresa de seguir acompañando de cerca de las mujeres en una sociedad que cambia sus paradigmas y ofrece nuevos desafíos.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorTú también cuentas
Artículo siguienteRazones para dormir la siesta