La ´Barbie´al estrado: belleza hegemónica y caduca

Una antropóloga –Marta Lamas-, una actriz –Patricia Reyes Spíndola-, y una investigadora –Patricia Soley-Beltrán– debatieron en la Casa de América de Madrid con la consigna´¿Quién quiere parecerse a la Barbie en Iberoamérica?´ en la última edición del festival VivAmérica.

El ideal de belleza de las mujeres iberoamericanas y sus representaciones estaba presente en el debate en que tres importantes mujeres de la antropología, la filosofía y la interpretación, respectivamente, ofrecieron su visión sobre el ideal de belleza de la mujer iberoamericana y sus representaciones.

El ideal de belleza femenina tendría que ser un conjunto de rasgos armónicos y cierta gracia y desde luego, la sociedad debe hacer algo para superar ese “modelo Barbie” que impide la diversidad de posibilidades de belleza de un planeta con culturas y aspectos físicos tan distintos. Todas reconocieron la influencia que ha tenido en varias generaciones la muñeca “Barbie”, creada en Estados Unidos hace medio siglo, y lo calificaron de “modelo de belleza hegemónico, el de las rubias con ojos azules, del poder adquisitivo, del bienestar social".

Las especialistas insistieron en la necesidad de ampliar la mirada y captar que no existe un único modelo de belleza. “Además de Barbie, blanca, delgada y con tetas, hay otras que, sin piel blanca o sonrisa automática, disfrutan vistiendo ropa masculina o las que no dejan de ser femeninas a pesar de que no se depilen”.

Para Patricia Reyes Spíndola uno de los motivos que fomenta la pervivencia de este modelo femenino en la pantalla es que “el público quiere ver esos modelos en los papeles protagonistas, no quieren ver personajes que recuerden cómo somos la mayoría de los y las mexicanas, ni gorditas ni bajitas ni morenas

El ideal de belleza femenina tendría que ser un conjunto de rasgos armónicos y cierta gracia y desde luego, la sociedad debe hacer algo para superar ese “modelo Barbie” que impide la diversidad de posibilidades de belleza de un planeta con culturas y aspectos físicos tan distintos.

"Hay racismo, clasismo y discriminación en el intento de imponer un sólo modelo de belleza en una población en la que hay muchas posibilidades de mujeres bellas que no se ajusten a la idea Barbie", aseguró la antropóloga mexicana en un debate que no es la primera vez que se plantea.

Por delante queda el desafío de cambiar esta representación desde el mercado. El mismo que se alimenta cuando al elegir un regalo, se opta por esa imagen discutida y ajena a la mayoría de las mujeres.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de Género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorBecas para jóvenes periodistas
Artículo siguiente15 de octubre, día de agricultoras y ganaderas