El IE y su apuesta por la Diversidad e Inclusión

556

El Club de Benchmarking de RRHH es una iniciativa de IE Business School que nace en 2002 con la misión de que las empresas que operan en nuestro país puedan, a través de la medición y comparación de sus políticas y prácticas de dirección de personas, conseguir la excelencia en esta función estratégica. A lo largo de más de una década, más de 250 compañías y 900 profesionales en su representación, han formado parte de este proyecto proporcionando un histórico de medidas de indicadores de gestión que nos permite conocer la evolución de las prácticas de RRHH en estos últimos 12 años.

Para conseguir esta misión, de búsqueda de la excelencia en la dirección de personas, las actividades del Club de Benchmarking de RRHH de IE se dividen en dos dimensiones: una  cuantitativa, diferencial y única en nuestro país, y otra cualitativa.  La combinación de ambos enfoques proporciona a los directores de Recursos Humanos una visión completa a la hora de comparar sus prácticas con las de sus homólogos. 

La dimensión cualitativa se desarrolla a través de conferencias, intercambios de mejores prácticas y debates en grupos de trabajo que se celebran periódicamente, mientras que la dimensión cuantitativa se lleva a cabo mediante la medición de más de 400 indicadores, de todas las áreas de gestión de RRHH, permitiendo a las empresas comparar sus prácticas desde distintas perspectivas (mismo sector, macro-sector, tamaño de plantilla y volumen de ingresos). Además, gracias al histórico de métricas, las empresas pueden hacer una comparación interna de su evolución en las diferentes áreas de gestión de personas.

El estudio demostró que las medidas de flexibilidad no sólo son rentables, sino que influyen positivamente en los resultados de negocio de las compañías. Actualmente el Club cuenta con los grupos sectoriales de TIC, Industria, Sanidad, Gran Consumo y Seguros; y los equipos transversales de Formación y Desarrollo, Relaciones Laborales, Compensación y Beneficios y el grupo de Diversidad e Inclusión, que lideran BT y Sodexo.  Este equipo surgió en 2009 a propuesta de un conjunto de empresas interesadas en poner en común las dudas que, en aquellos momentos, suscitaba la aplicación de la Ley de Igualdad (elaboración del Plan de Igualdad, obtención del distintivo "Igualdad en la empresa", protocolo de acoso, etc.).

En el recorrido inicial, el equipo de Igualdad contó con la colaboración y asesoramiento de Federico Durán, Coordinador Nacional del Departamento Laboral en el Despacho Garrigues, y Ángel Melchor, Subdirector General de Fomento de la Igualdad en la Empresa, Negociación Colectiva y Ordenación Normativa del Ministerio de Igualdad en aquel periodo.  Coincidiendo con esta etapa, se realizó un exhaustivo estudio de las distintas medidas de conciliación que estaban implantadas entre las empresas del Club de Benchmarking de RRHH. El estudio demostró que las medidas de flexibilidad no sólo son rentables, sino que influyen positivamente en los resultados de negocio de las compañías.

Posteriormente, el interés del equipo se fue ampliando a otros aspectos de la diversidad y de forma progresiva hemos ido incorporando nuevos temas que preocupan, experiencias y casos prácticos en materia de diversidad generacional, cultural, etc. La agenda del grupo de Diversidad e Inclusión ya la tenemos perfilada: la diversidad como estrategia, no sólo para atraer talento, sino como herramienta de venta; la diversidad generacional y cultural; la discapacidad como ventaja competitiva; y cómo no… la diversidad de género, los programas de liderazgo, el mentoring, las cuotas sí, las cuotas no la estrategia europea 2020 …y muchos otros retos que queremos  afrontar y las mejores prácticas que podemos compartir.

Después de más de diez años, hoy en día el Club de Benchmarking de RRHH IE, es un referente en el área de Recursos Humanos, aportando un gran valor añadido a las empresas que forman parte de él y a los responsables de dirección de personas que las representan, no sólo por el networking y trabajo en red que posibilita, sino también porque  el análisis, medición y comparación de prácticas de gestión que se realiza permite la consecución de experiencias no sólo excelentes e innovadoras sino también cuantificables, necesarias para situar a la dirección de personas en el lugar estratégico que le corresponde, permitiendo conocer la contribución de esta dirección a la consecución de los objetivos de negocio necesaria para poner en valor la función y situarla a la misma altura que el resto de las funciones estratégicas de la organización.

Marta Lamas es experta en Diversidad e Inclusión, y RSC. Coordinadora del Grupo de Diversidad e Inclusión, Club de Benchmarking del IE (Instituto de Empresa)

 

Otros artículos de nuestros/as columnistas…

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorDos mujeres en los dorados años 20 en Nueva York
Artículo siguienteLos españoles eligen playas y ciudades nacionales