Claves para que tu perfil de LinkedIn atraiga las ofertas que buscas

Mejora el posicionamiento de tu perfil a través de la ampliación de tu red, de la mejora en los niveles de relación y de tu actividad.

22

756 millones de usuarios a nivel global hacen de LinkedIn una red social profesional en la que debes estar para perfilar tu carrera. Miembros de los cinco continentes cargan sus CV, enlistan su trabajo actual, los anteriores, sus aptitudes y competencias, así como su educación y referencias.

Pero, a la hora de atraer la atención de aquellas organizaciones en las que quieres desarrollar tu talento,  ¿resulta suficiente un perfil, por más que todos sus campos estén llenos y tenga una buena foto? ¿Cómo es posible mejorar el posicionamiento de tu perfil?

Posicionamiento en LinkedIn

El posicionamiento en esta red social es el conjunto de factores que determinan tu lugar en los resultados de una búsqueda. Tal como ocurre con cualquier búsqueda en la red, si está hecha con la intención de contactar con candidatos o con profesionales autónomos, los primeros que aparecen tienen muchas más opciones de ser contactados.

Pero, ¿cuáles son estos factores que determinan y afectan al posicionamiento en Linkedin? La red no lo explica todo detalladamente, pero podemos repasar algunos puntos:

El posicionamiento en Linkedin tiene que ver básicamente con tres factores:

  • Los datos personales y el perfil.
  • El volumen de contactos y el nivel de relación.
  • La actividad del perfil

Datos personales y perfil

Como parece evidente, tener un buen perfil de Linkedin es necesario para aparecer cuanto antes en las búsquedas. Pero, ¿qué significa tener un buen perfil respecto a las búsquedas?

Es importante tener claro que no todos los apartados del perfil de Linkedin juegan el mismo papel en cuanto al posicionamiento. Tendremos que tener en cuenta, sobre todo:

  • El titular profesional: lo encontramos bajo nuestro nombre en Linkedin. El titular profesional debe contener las palabras clave por las que queremos ser encontrados. Pero también hemos de pensar en cómo nos buscarán. Es un apartado clave en Linkedin. Haced una prueba (si tenéis muchos contactos), en el buscador de Linkedin escribid “administrativa” y mirad los resultados en la primera página. ¿A que todas o casi todas tienen esta palabra clave en el titular profesional?
  • Perfil completo: A medida que vamos rellenando nuestro perfil, Linkedin nos indica qué nivel tiene en relación a lo completo que está. Este hecho tiene efecto en el posicionamiento en Linkedin, pues, como nos podemos imaginar, a Linkedin no le interesa potenciar perfiles inacabados. Es como hacer una búsqueda en Google y que los resultados encontrados sean irrelevantes respecto a lo que se busca. Por este motivo, hemos de intentar llegar a tener un nivel “Estelar” en Linkedin. Todo lo que sea inferior a este nivel, influirá en las búsquedas afectando negativamente a nuestro posicionamiento.
  • Veces que se repiten las palabras claves en el perfil: es interesante que las palabras clave aparezcan en los títulos de las experiencias de trabajo (“Cargo”). También es muy importante que las palabras estén presentes en el extracto, entre 5 y 10 veces.
  • Ubicación: LinkedIn posiciona primero lo más cercano a ti, porque considera que es lo que buscas, si no indicas lo contrario.

Debemos de crecer mucho en el número de contactos. A más contactos, más posibilidad de tener contactos en común con la persona que busca por palabra clave en el buscador.

Volumen de contactos y nivel de relación
  • El volumen de contactos: siempre se ha dicho que es muy importante tener muchos contactos en Linkedin. Parece claro que hemos de llegar a cuanta más gente que nos puedan ayudar a conseguir nuestro objetivo. Pero hay un motivo más. Si os fijáis en las búsquedas de perfiles en Linkedin, una de las informaciones que podemos ver a simple vista es el número de contactos que tenéis en común. Y si os fijáis, a veces tenemos a alguien que, a pesar de no tener, por ejemplo, en su titular profesional la palabra que hemos escrito en el buscador, aparece antes que otros que sí la tienen. En muchas ocasiones, podemos ver que el número de contactos en común es muy elevado. Seguramente es eso lo que le posiciona tan bien, a pesar de no tener la palabra clave en su titular. De ello podemos deducir que el número de contactos en común es clave para posicionar tu perfil de Linkedin.Por eso, debemos de crecer mucho en el número de contactos. A más contactos, más posibilidad de tener contactos en común con la persona que busca por palabra clave en el buscador.

Es necesario que realices una serie de acciones a menudo en tu Linkedin, como puede ser actualizar el perfil, participar en conversaciones, buscar a personas, publicar en grupos de Linkedin…

  • El nivel de relación: Linkedin posiciona mejor las personas que tienen un grado de relación de 1er o 2º nivel, respecto a quién realiza la búsqueda. Por ese motivo, nos interesa ser contacto (o casi contacto) de nuestro público objetivo, es decir, aquello contactos que nos interesan en Linkedin. Por ejemplo, si somos emprendedores, tendremos que tener en nuestra red a los posibles clientes. Y si estamos en búsqueda de empleo, hemos de tener en nuestra red a posibles empleadores (personal de RRHH, directivos…).
Actividad del perfil

La actividad que tienes en Linkedin va a resultar también determinante para posicionarte bien en esta red social.

Por eso va a ser necesario que realices una serie de acciones a menudo en tu Linkedin, como puede ser actualizar el perfil, participar en conversaciones, buscar a personas, publicar en grupos de Linkedin

En resumen: estos tres grupos de factores determinan el lugar en el que aparecemos en las búsquedas. Si los trabajas bien, tú serás una de las que aparecerá en la primera página.

Fuente: Francesc Gelida (elcandidatoidoneo.com)

Artículo anteriorElia Méndez, nueva directora general de La FEDE
Artículo siguienteCristina Campabadal, la primera española en el Top100 Financieros de USA
Perfil Oficial de Mujeres y Cia