5 consejos para conciliar como en Noruega

294

¿Trabajas tanto que no tienes tiempo ni para estar con tus hijos?, ¿te gustaría poder disfrutar de más tiempo libre? Aprende a hacerlo a la noruega, y es que los ciudadanos de este país disfrutan, de media, de una hora más al día de ocio que los españoles.

"Más que hechos, la conciliación radica en actitudes", explica María Ángeles Durán, catedrática de Sociología y profesora de Investigación del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CSIC).

Precisamente sobre esto trata ‘El Desafío de la conciliación desde la perspectiva local: experiencias de España y Noruega’, que se celebra en Madrid y donde se están intentando poner en común experiencias de ambos países.

"No podemos trabajar a tiempo completo y al mismo tiempo pretender hacer comidas estupendas, planchar de maravilla, organizar la mejor fiesta de cumpleaños para nuestros hijos o ir a la reunión del colegio" Mientras sacan conclusiones claras, nosotros te dejamos 5 consejos para que puedas conciliar mejor.

1. Reduce objetivos:
Prioriza y se conscientes de que "no podemos hacer todo aquí y ahora", afirma Durán. Y enfatiza ese mensaje. Sobre todo en el caso de las mujeres, que tienden a convertirse en ‘superwoman‘ y hacen muchas cosas al mismo tiempo: "No podemos trabajar a tiempo completo y al mismo tiempo pretender hacer comidas estupendas, planchar de maravilla, organizar la mejor fiesta de cumpleaños para nuestros hijos o ir a la reunión del colegio", explica.

2. Delega:
Deja parte de la tarea en manos de otro. En España, tenemos tendencia a tirar de la familia en este aspecto, especialmente en el cuidado de los hijos. Y eso está provocando que "haya muchos abuelos que están trabajando muchísimo porque se ocupan del nieto, del hijo, del enfermo, del adolescente…", explica Durán.

Y hay otro problema: "Nos estamos quedando sin abuelos". Las mujeres cada vez tienen hijos más tarde y sus madres son mayores. Pero sobre todo, las abuelas de antes eran mujeres que no estaban incorporadas al mercado laboral. Eso está cambiando, por lo que hay que pensar en otras soluciones como el voluntariado, una fórmula que en otros países como EEUU y Noruega funciona.

3. Secuencializa
"No tenemos más de 24 horas al día, pero sí una vida más larga que nuestros antepasados", insiste Durán para resaltar la idea de que "no podemos hacer todo al mismo tiempo" pero eso no significa que no lo podamos hacer. Lo haremos, pero más tarde, en otro momento de la semana, del año, o de nuestra vida.

4. Deriva hacia el mercado
Este punto ya no depende de nosotros, pero nos puede ayudar a comprender otras razones por las que en España conciliamos poco: "los servicios de conciliación están poco desarrollados", explica Durán. Por una plaza de guardería nos llegan a pedir 400 euros o más; ingresar a un familiar mayor en una residencia nos puede salir por un ojo de la cara.

Y todo eso – sumado a otros aspectos como el transporte escolar, los empleados de hogar, la limpieza, etcétera –  sólo está al alcance de familias con cierto poder adquisitivo.

5. Reparte tareas
A dos niveles. Primero entre hombres y mujeres. El reparto de las tareas que tradicionalmente se hacían en el hogar ha variado muy poco. Según datos del CSIC, las mujeres siguen haciendo el 78% del trabajo no remunerado. "Los hombres españoles han sido educados con la idea de que lo que ocurre de puertas para adentro en casa no es su responsabilidad porque ellos estaban luchando fuera para ganarse el pan, con largas jornadas de trabajo",  añade Durán.  El segundo reparto intergeneracional.

Si sigues estos consejos conseguirás tener un poco más de tiempo libre, no lo dudes y disfruta un poco más de ti misma.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

 

Artículo anteriorDuerme suficiente o podrías morir de sueño
Artículo siguienteDircom: cómo exportar y ganar cuota de mercado