Urge reducir la brecha económica de género

658

No hay ningún país donde se haya podido erradicar la brecha económica de género. Así lo constata el Informe Global de la Brecha de Género 2015, que elabora el Fondo Económico Mundial. La brecha económica de género se ha cerrado tan solo un 3% en los últimos 10 años, y los avances hacia la igualdad salarial y paridad en el mercado de trabajo se han estancado notablemente desde 2009 y 2010. A este ritmo, necesitaremos 118 años para cerrarla por completo. A este ritmo, necesitaremos 118 años para cerrarla por completo. 

Luchar contra la desigualdad

Para combatir la brecha económica de género no es suficiente con que las mujeres participen más en el mercado laboral, sino que hay que romper el techo de cristal que les impide acceder a puestos directivos y estratégicos, al igual que ganar un mismo salario que los hombres por igual trabajo realizado. Queda un largo camino por recorrer: las empresas en los países de la OCDE solo cuentan con 10% de mujeres en consejos de administración, y de las 100 empresas más grandes de América Latina, solo el 3% tiene mujeres en puestos ejecutivos.

Por otro lado, también se debe incentivar la participación de las mujeres en sectores en las que están sub-representadas, como la ciencia y la tecnología.

Aunque ya existen leyes que combaten la desigualdad laboral en la esfera laboral, es necesario seguir implementando políticas públicas y prácticas corporativas con perspectiva de género.

La independencia financiera

Reducir la brecha económica de género es fundamental para el impulso del empoderamiento de la mujer. La independencia financiera contribuye a reducción de la pobreza, a la disminución de la violencia y estimula el potencial de las mujeres como agentes de cambio social.