¿Qué tienen en común las mujeres líderes?

300

Son pocas ocasiones en las que las mujeres llegan a liderar en puestos tradicionalmente de hombres, sin embargo son cada vez más. ¿Tienen algo en común? ¿Qué rasgos comparten las mujeres que llegan a altos cargos?

Independientemente del área a la que se dediquen, un estudio realizado por la doctora Leonie Kronborg de la Monash University en Australia, ha revelado que muchos aspectos personales, familiares y educativos son comunes entre ellas.

El estudio fue realizado a 10 australianas influyentes: 9 habían sido las primeras de la familia en nacer mujer y todas ellas declararon haber tenido pleno apoyo y confianza su potencial por parte de sus padres. Un punto fundamental -según Kronborg– para motivar y animar a conseguir los objetivos planteados.

Cada una de las mujeres encuestadas es diferente, sin embargo tienen muchos rasgos comunes. La creencia en sí mismas y el nivel académico son claves para conseguir el éxito. Algunos datos concretos:

  • La mayoría de las mujeres encuestadas son mayores de 55 años.
  • Han pasado su vida tanto laboral como social en entornos con altos niveles de participación femenina.
  • 8 de cada 10 pertenecen a un nivel medio-alto.
  • La mayoría cursaron parte de sus estudios en escuelas privadas y solo de mujeres.  (Este hecho tiene más que ver con la época en la que las entrevistadas acudieron a la escuela).
  • La mayoría de las encuestadas se beneficiaron de ayudas del gobierno y becas para seguir cursando sus estudios superiores o de posgrado.
  • De las 10 mujeres 8 se casaron durante el trascurso de su vida laboral y el mismo número tiene hijos

“Con las ayudas muchas chicas muy capaces entraron en enfermería o enseñanza. Estas reformas fueron un punto de inflexión para que las mujeres pudieran ir a la universidad", dice Kronborg.

La eficiencia de estas escuelas y la ayuda del profesorado tuvieron también un importante papel en la vida de estas líderes ofreciendo oportunidades que van desde programas de aprendizaje acelerado, a las experiencias curriculares y extracurriculares en el liderazgo, los equipos de debate, el teatro o el deporte.

Que de las 10 mujeres 8 se hayan casado durante el trascurso de su vida laboral y que el mismo número tenga hijos, es un dato curioso que explica Kronborg:  "En el mundo académico muchas mujeres han tenido que tomar la decisión sobre si tener una familia o continuar su carrera. Las mujeres a menudo han pensado que no se puede tener todo. Posiblemente se puede tener todo, pero no al mismo tiempo, por lo que el desarrollo profesional de las mujeres tiende a ser más escalonado”

Similitudes psicológicas
Fuerte confianza en sí mismas, voluntad de trabajar duro, perseverancia, resistencia y necesidad de luchar por la autonomía son algunos de los puntos en común, además del alto nivel intelectual demostrado en las calificaciones de las escuelas y universidades. Este último factor, común entre las mujeres influyentes, según otros estudios no es así entre el sexo masculino.

Otra diferencia con los hombres son las motivaciones. Las mujeres pretenden hacer mejor la vida de los demás. “Para estas mujeres su motivación principales es la de encontrar un propósito en la vida y cambiar la sociedad, esta conclusión es diferente a las de los estudios de los hombres" dice Kronborg. "Los varones se han centrado  más en el éxito personal".

Poca presencia femenina
En Australia, la presencia femenina en las altas esferas y direcciones de las empresas es escasa: solo un 10% de los puestos de producción ejecutiva está ocupado por una mujer y un escaso 8% forma parte de la dirección ejecutiva.

Dentro del poder judicial también brillan por su ausencia. De los 202 jueces de la Corte Federal Australiana, 33 son mujeres.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INFORMACIÓN?

Artículo anteriorMarketing para hombres y estereotipos publicitarios
Artículo siguienteCuando la eficiencia empresarial se olvida de la felicidad