Margarita Salas, finalista del Premio al Inventor Europeo 2019

1371

La Oficina Europea de Patentes (OEP) ha anunciado que la científica y profesora universitaria española Margarita Salas Falgueras ha resultado finalista del Premio al Inventor Europeo 2019 en la categoría Lifetime Achievement.

Los ganadores de la edición 2019 del premio anual a la innovación de la OEP se anunciarán en una ceremonia que se celebrará en Viena el 20 de junio.

La enzima PHI 29 ADN polimerasa

Hasta que Margarita Salas no descubrió que el virus PHI 29 podía crear una enzima, llamada PHI 29 ADN polimerasa, el análisis de las moléculas de ADN pasaba por calentar y enfriar la mezcla unas 30 veces para que se multiplicasen. La enzima que Salas patentó en 1989 permite que las moléculas de ADN se ensamblen mucho más rápido y con mucha más precisión, (menos de un error en un millón de pares de bases). “Con cantidades mínimas se puede multiplicar el ADN más de un millón de veces, lo que supone que se puedan secuenciar y analizar de manera más exacta”, asegura Salas.

Salas está nominada al galardón en la categoría Lifetime Achievement (logros de toda una vida) por su trabajo en genética y biología molecular.

Margarita Salas estudió ciencias químicas, pero no tuvo una vocación bioquímica hasta que termino tercero de carrera cuando el premio Nobel de Fisiología y Medicina Severo Ochoa le regaló un libro de bioquímica. “Me recomendó hacer un doctorado en la Universidad Complutense y añadió: después te vienes conmigo a Nueva York a hacer una tesis postdoctoral”, recuerda Salas.

La doctora promueve la investigación y una mayor participación de las mujeres en la ciencia. Fue la primera profesora de su departamento y la primera mujer en presidir el Instituto de España, institución que agrupa a las ocho academias reales de España. «Cuando empecé la tesis doctoral en 1961 se pensaba que la mujer no servia para investigar. La consideración hacia la mujer era mínima o ninguna y durante la tesis doctoral me sentí discriminada. Sin embargo, no sentí nada parecido mientras realicé la tesis postdoctoral con Severo Ochoa”, asegura. Ahora hay más mujeres que hombres investigando en su laboratorio y Salas cree que las cifras de mujeres y hombres investigadores va a tender a igualarse. “De momento las jefas de grupo en investigación somos una minoría, pero en un futuro no muy lejano tiene que cambiar por el hecho de que ya hay muchas mujeres iniciando la carrera investigadora. La mujer va a alcanzar en el mundo científico e investigador el puesto que le corresponda de acuerdo con su capacidad y su trabajo”, añade.

Además, es una de las Top 100 Mujeres Líderes en España Honoraria.