Fernando González Urbaneja: “La ética es rentable y dará audiencia”

264

La solución a la crisis del periodismo pasa por volver a los fundamentos de la profesión, a la ética, a los principios más básicos que pueden resumirse en “estar preparados, ser austeros y ser honestos”. Fernando González Urbaneja resumía así “su” solución ayer en Valencia, donde fue invitado por la Fundación ÉTNOR para analizar la cuestión del desconcierto digital en la empresa informativa en el XXI Seminario Permanente de Ética Económica y Empresarial.

“A esta crisis hay que añadir una crisis propia del modelo de la empresa informativa, y esta recesión que nos ha partido por el eje”No cabe ninguna duda de que internet y las redes sociales están transformando la situación actual del periodismo, pero para el ponente “a esta crisis hay que añadir una crisis propia del modelo de la empresa informativa, y esta recesión que nos ha partido por el eje”. Fernández Urbaneja fue crítico con los de su profesión, “resistimos bien la aparición de la radio y la televisión, pero con internet y la comunicación 2.0. nos hemos quedado paralizados. No hemos innovado nada. ¿Cómo es posible que no hayamos participado de ninguna de las grandes innovaciones de la comunicación en el siglo XXI los periodistas?”.

Pero más allá de esto es importante recordar que “las democracias más avanzadas y maduras tienen sistemas de medios maduros, que pueden entenderse como un buen termómetro del estado de la sociedad”. Y esto es lo que hay que proteger y por lo que hay que luchar, por un buen periodismo “que explique a los ciudadanos cada noche lo que ha ocurrido y que a la gente le resulte significativo e interesante lo que el periodista cuenta. Esta es la mejor definición de periodismo que he escuchado nunca, precisamente a un gran orador como es Obama”, destacó.

El ponente también resaltó otra realidad, la puramente empresarial de la empresa informativa. “En la actualidad el 70% de los medios pertenecen a grandes empresas. Durante los años 80 del siglo XX se ganó mucho dinero, y se empezaron a hacer lo que se llamaban “sinergias”, negocios más allá del periodismo. El caso más significativo en España ha sido el del Grupo Prisa, que fruto de su arrogancia y falta de sentido crítico se ha convertido en un pésimo negocio, no por los errores periodísticos sino por errores de gestión que han llevado al grupo a la quiebra, teniendo productos muy buenos y viables, buena mercancía encapsulada en una prisión de cemento”. Una situación que es trasladable a todos los grandes grupos empresariales mediáticos. “Un universo mediático completamente desmembrado que hace difícil un buen periodismo si no hay empresarios éticos”.

“En España, a diferencia de por ejemplo Italia, no se sabe quién hay detrás de cada editorial, y esto genera falta de credibilidad, uno de los peores males del periodismo actual”Urbaneja destacó también la falta de transparencia en este sentido. “En España, a diferencia de por ejemplo Italia, no se sabe quién hay detrás de cada editorial, y esto genera falta de credibilidad, uno de los peores males del periodismo actual”.

En definitiva, “mi fórmula es que hay que volver a generar esa credibilidad, que la ética es rentable, y que las reglas del oficio merecen la pena”. El ponente recogió para ilustrar esta idea unas declaraciones recientes de Paolo Basile, Consejero Delegado de Mediaset España, en las que afirmaba que las cifras de la audiencia son la ética. “Cuando alguien con responsabilidad dice esto y no pasa nada quiere decir que pasa mucho”, sentenció

.“La compleja situación actual y el mundo complejo en el que vivimos necesita de periodistas que sepan contar la realidad, hacerle comprensible a la gente lo que ocurre, construir un relato inteligente, y generar un espacio de debate público”. Estas son las bases del periodismo, y en este sentido, afirmó, “la ética es rentable y generará audiencia. Tenemos que recuperar el tono ético del periodismo”.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS?   

Artículo anteriorTu momento de oro: 6 consejos para el mejor elevator pitch
Artículo siguiente¿Estás en el Club de l@s invisibles?