“El mundo empresarial fue un accidente del que no me arrepiento”

109

Afable y vital es pausada al hablar pero no oculta el entusiasmo por lo que hace. Dice que ha tenido un periplo profesional y personal inimitable. Épocas excelentes y una quiebra técnica son jalones para llegar a su realidad actual de crecimiento y múltiples proyectos. Con 54 años, casada y con dos hijos, dice que aún se levanta cada día con ilusión, ¡incluso los lunes!

Licenciada con Grado en Ciencias Químicas, especialidad de Bioquímica, Carmen Vela se ha formado en Inmunología, Virología y Gestión con más de 30 años de experiencia.

"Creo que este mundo empresarial es un tanto particular (…) no se diferencia mucho del mundo científico: es apasionante, cada día trabajas por conocer algo nuevo."Has sido parte del Informe ETAN que difundió la injusta infra representación de las mujeres en la investigación y la ciencia. ¿Logró el informe romper la invisibilidad de las mujeres en un mundo mayoritariamente masculino?

No, definitiva y lamentablemente no. El Informe sirvió, y ese es su valor, para sacar a la luz una situación existente pero desconocida y hacerlo además con un enfoque científico que hizo que sus conclusiones fueran incontestables. Sin embargo, cierta invisibilidad todavía continúa a día de hoy, 10 años después del Informe ETAN.

¿Cuántas cosas has tenido que dejar de lado en tu vida para llevar una carrera exigente y alcanzar el lugar que ocupas hoy?

Supongo que muchas; de todas formas al no haber formado parte de mi vida, su número varía dependiendo del estado de ánimo. Creo que puedo sobrevivir sin ellas, quizás la que mas eche de menos es el tiempo personal: ese que permite mantener los amigos, tener tiempos para hacer nada, leer, pasear, etc.…. De todos modos, creo que estoy empezando a recuperarlos…

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

La diversidad, sin duda; cada día es diferente del anterior distinto del siguiente. Es cierto que a veces desearías una cierta rutina, pero no es lo habitual.

"Un desafío: no perder la ilusión en el trabajo y sobre todo en las personas… con esto cumplido, ¡me creo capaz de cualquier cosa!"Cuéntanos tu experiencia desde el momento en que ingresas a INGENASA, a la que logras sacar de un fuerte déficit.

¡¡¡Han pasado 27 años!!! Ya no sé si describo la realidad ó la realidad que veo yo distorsionada por los años. En cualquier caso son buenísimos recuerdos y ya excelentes realidades. Ha sido un periplo profesional y personal inimitable, con épocas excelentes y otras francamente malas: quiebra técnica, cero recursos, pocas ayudas…pero hoy prefiero ver la realidad: 42 empleados y muchos amigos, duplicadas las ventas de 2006, 3 proyectos europeos, un Cenit,…algo por lo que continuar trabajando y que permite levantarse con ilusión, ¡incluso los lunes!

Te has metido en el mundo empresario. ¿Qué tiene de parecido y qué de distinto con el científico?

Si bien lo del mundo empresarial fue un “accidente” y no una decisión, no me arrepiento. Creo que “este” mundo empresarial es un tanto particular, no olvides que dedicamos el 50% de todos nuestros recursos a la I+D+i, por lo tanto, no se diferencia mucho del mundo científico: es apasionante, cada día trabajas por conocer algo nuevo, tiene riesgo, y al final puedes ayudar a mejorar algunos aspectos de nuestra sociedad. O sea, casi los mismos objetivos.

¿Crees que las mujeres científicas lograrán romper el techo de cristal en España?

Si, seguro que sí. El problema es cuándo. Si dejamos que los mecanismos de la inercia funcionen solos, llegará, pero dentro de muchos años. En cambio, si todos entendemos que debe ser corregida la situación actual de injusticia y nos ponemos a ello, yo creo que hasta podré verlo… ¡Y no sabes lo que me gustaría que así fuera fuera!

¿Qué falta para lograrlo?

Ya existe un fuerte compromiso de las autoridades, pero hay que llevarlo a la práctica. Hay que analizar los datos que se están generando para detectar dónde surgen los problemas y lograr el compromiso de todos los implicados en resolverlo. Estamos en el buen camino, pero no podemos desfallecer ni un solo minuto…Si lo hiciéramos podríamos retroceder, algo triste pero todavía posible.

¿Cuáles son tus principales desafíos?

Sólo uno: no perder la ilusión en el trabajo y sobre todo en las personas. Pido perdón si suena pretencioso, pero con esto cumplido, ¡me creo capaz de cualquier cosa!

Perfil personal

  • Otras actividades que ocupen tu tiempo… Además de trabajar en el trabajo y en casa…leer, viajar, algo de deporte y poco más.
  • Una frase, idea o expresión que utilices habitualmente: Antes de analizar y, sobre todo juzgar, póntelo por pasiva.
  • Qué admiras en la gente… La honradez, la sinceridad y las ganas de trabajar.
  • Qué cosas te motivan en el trabajo y en la vida: la colaboración y el compromiso.
  • ¿Tiene la sociedad asignaturas pendientes para con la mujer? Muchas, muchísimas, innumerables.

    Ping pong

  • Un libro: La sombra del viento ( me hizo reencontrarme con la lectura)
  • Un autor: es imposible… son tantos!!!
  • Una película: Gran Torino.
  • Un director: Varios… Almodóvar, Amenábar, Buñuel, John Ford, etc…
  • Un perfume: Allure
  • Una comida: cualquier “guiso” de mi madre
  • Un lugar al que volverías… muchos…. también el último: el Paseo de los Filósofos en Heidelberg

Sobre Ingenasa

Ingenasa es una empresa de Biotecnología dedicada, fundamentalmente, a la Sanidad Animal y concretamente al desarrollo de métodos de detección y agentes terapéuticos (vacunas).

Con mas de 25 años de experiencia, Ingenasa, es una empresa líder en su sector dedicando mas del 50% de su facturación a I+D.

Su actividad investigadora la ha llevado a colaborar con prestigiosas instituciones y emp
resas nacionales e internacionales siendo pionera y muy activa en proyectos europeos.

Comercializa sus productos, un Catalogo de mas de 80 referencias para 35 diferentes enfermedades de animales de granja y compañía, a nivel mundial.

Pero sobre todo, Ingenasa es una empresa comprometida con el futuro que se dedica a hacer un trabajo de calidad, que le permita crecer y hacer que sus trabajadores vivan bien.

También te pueden interesar…

Artículo anteriorICO: El punto débil es la atención a los negocios ya existentes
Artículo siguienteÓpera para todos