Verano: la estación del sexo

146

Si la primavera es la temporada del amor, el verano es sin duda la época del año que evoca el sexo. En el verano muchas personas se sienten inspiradas para poner en prácticas sus deseos e inquietudes sexuales. Con el verano llega el calor, los días más largos y, para muchas personas, las vacaciones también. La combinación de buen tiempo, poca ropa y asueto son suficientes para que el apetito sexual y la frecuencia de las actividades sexuales se disparen.

Cuántas veces a lo largo del año la gente se queja de que no tiene suficiente tiempo para dedicarlo al sexo. Con el verano, les llega la oportunidad de tomarse unas vacaciones. Algunas empresas cierran por completo durante algunas semanas y ofrecen la oportunidad a todo su personal de parar y desconectar del trabajo y realizar más actividades placenteras. Un merecido descanso que puede permitir a la persona incluir un mayor número de actividades placenteras a su rutina diaria, como pueden ser las actividades sexuales.

Con la llegada del calor, la ropa de invierno se cambia por prendas más pequeñas y ligeras que te permiten entrar más en contacto con tu piel, con tus sensaciones… con tus deseos y sensualidad.Con la llegada del calor, la ropa de invierno se cambia por prendas más pequeñas y ligeras que te permiten entrar más en contacto con tu piel, con tus sensaciones… con tus deseos y sensualidad. Entonces probablemente empieces a fantasear con respecto a la sensualidad y los deseos de otras personas.

Pero para que haya actividad sexual en la pareja es necesario reservar tiempo para ello. Aunque hay más tiempo libre, en las vacaciones también se tiende a estar más rodeado de familiares y amigos. Al igual que en otras épocas del año, crear intimidad facilita mucho el paso a las relaciones sexuales.

En verano, la gente se lanza más a la calle y las fiestas nocturnas suelen prolongarse hasta las altas horas. Recordemos que para practicar el sexo en condiciones, el abuso del alcohol, el tabaco y las drogas puede ser contraproducente. Quizás haya más oportunidad también de tener sexo de ocasión, por lo que hay que recordar la importancia de tomar las medidas de seguridad habitualmente recomendables, en especial el uso del preservativo. Por lo demás, ¡disfrutemos de la oportunidad de vivir un verano muy sensual! Y aunque el asueto sea muy breve, intentemos aprovecharlo al máximo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorUAM: 90% de los titulados encontraron empleo
Artículo siguiente¿Agosto fantasmal o agosto vivo?