Una lucha compartida

371

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, anunció que funcionarios de 8.110 municipios españoles recibirán formación en la lucha contra la violencia de género, gracias a un convenio que suscribirá la FEMP con el Ministerio de Igualdad, que será quien sufragará los costes de esta iniciativa.

«Se formará tanto a policías locales como a trabajadores sociales para que juntos afronten y luchen contra la violencia de género», explicó Castro, que compareció ante los medios tras le reunión que mantuvo con la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

«En municipios pequeños, los alguaciles, la policía local, cómo no va a saber lo que pasa en algunas casa. Por lo tanto, lo que vamos a hacer es incentivar la colaboración de todos, poner todos los instrumentos de los que disponemos en la lucha contra la violencia de género», añadió Castro.

«Desde los ayuntamientos ya luchábamos contra esta lacra, lo que ocurre es que ahora, con estos convenios se hará de forma coordinada. Se formará en prevención y trabajo contra la violencia de género y lo mismo se hará con lo servicios sociales», señaló el presidente de la FEMP.

Asimismo, Castro afirmó que otros de los acuerdos a los que la FEMP ha llegado con Igualdad es «producir una discriminación positiva en la incorporación de la mujer al mundo de trabajo mediante la formación».

«Este convenio nos obligará a capacitar a las mujeres que no puedan optar a un nuevo puesto de trabajo por falta de formación», apostilló.

Según el presidente de la FEMP, cuando se instale una industria nueva en un municipio, sea grande o pequeño, en suelo municipal y, por ejemplo, se creen 100 nuevos puestos de trabajo, si no hay 50 mujeres, o sea la mitad, que opten al empleo por falta de preparación, será el ayuntamiento quien tenga la obligación de capacitarlas con sus propios recursos.

*Imagen: Cuadro de David Vela, «Malos tratos»/ davidblogcartoon.blogspot.com

Artículo anteriorFamilias ensambladas
Artículo siguientePiden que los bancos mundiales actúen juntos en la crisis