¿Trabajas desde casa?… cómo ser más productiva

109

Trabajar desde casa no siempre es lo que uno se imagina. Aunque para muchos, implica libertad, poder levantarse tarde, trabajar sin haberse bañado, largas horas de comida y llamadas desde la comodidad de un sillón…la realidad es otra. Cuando trabajas en casa estás mezclando tu vida personal y profesional, y de momento son muy comunes situaciones en las que debes decidir entre limpiar la cocina o llamar a un cliente, hacer tu contabilidad o poner la lavadora.

Es un hecho, si lo que quieres es ser tener éxito, es importante seguir ciertas “reglas” para no morir en el intento.

1. Ten tu propio espacio. Si tienes la oportunidad de tener una habitación en tu casa, exclusivamente como tu oficina, HAZLO. Si no, define algún espacio de manera que sepas que cuando estás ahí, estás trabajando, y viceversa.

Ahora que tu tiempo personal y laboral se unen, es más importante que nunca tener estructurada la forma en la que lo divides. Establece una hora de entrada, una hora de comida y una hora de salida, ¡y cúmplelas!2. Estructura tu tiempo. Ahora que tu tiempo personal y laboral se unen, es más importante que nunca tener estructurada la forma en la que lo divides. Establece una hora de entrada, una hora de comida y una hora de salida, ¡y cúmplelas!

3. Subcontrata todo lo que puedas. Como emprendedores muchas veces sufrimos de lo que muchos llamamos el “Síndrome del Súperhéroe”, es decir, creemos que podemos y tenemos que hacer todo, sin importar si no tenemos el conocimiento y la energía.

4. Tú controlas la tecnología, no te controla ella a ti. ¿Eres de las que apenas aparece una ventana “rara” en la pantalla de tu ordenador empiezas a gritar como si fuera el fin del mundo: “¿Hijooooo? ¡No sé qué le picó a esta cosa! ¡Ayúdame!”. Pues bien, piérdele el miedo, toma cursos y haz lo que tengas que hacer para beneficiarte de la tecnología. Algo importante es tener dos lineas de teléfono distintas, una para uso personal, y otro para uso profesional.

5. Agrupa tus salidas. Procura agrupar tus salidas, como citas, bancos, compras de manera que minimices tu tiempo fuera de tu oficina. Es increíble como vuela el tiempo cuando estás en la calle, así que programa todo lo que tienes que hacer y asigna una mañana, tarde o un día completo.

6. Concéntrate.
Haz de tu espacio de trabajo u oficina un espacio restringido para los miembros de la familia, incluidas las mascotas, dentro de tu horario de trabajo. También mantén fuera todas las cosas personales, como estados de cuenta, listas de compras, etc., para evitar que te distraigan mientras trabajas.

Como emprendedores muchas veces sufrimos de lo que muchos llamamos el “Síndrome del Súperhéroe”, es decir, creemos que podemos y tenemos que hacer todo, sin importar si no tenemos el conocimiento y la energía.7. Pon tu letrero de “No Molestar”. Cuando tus amigos y familiares sepan que trabajas desde casa, te van a imaginar en el sillón esperando a que te llamen. Si te buscan sólo para hablar, muy cortésmente recuérdales que estás trabajando y que con mucho gusto les devolverás la llamada cuando termines.

8. Aprovecha tu energía. Si lo piensas, hay momentos del día en los que funcionas mejor que otros, o en los que algunas actividades se te dan fácilmente. Identifícalas y organiza tu horario de acuerdo a ellas.

9. Invierte en tu oficina. Será el espacio en el que pasese gran parte del día, tiene que ser un lugar de primera. Compra una escritorio que te guste, una silla cómoda, y todo lo que necesites. No gastes en tu oficina, invierte en ella para que desees estar ahí todo el tiempo necesario.

10. Toma descansos. Finalmente, hace poco aprendí que el cerebro DEBE tomar descansos de al menos 5 minutos, aproximadamente cada hora, para que pueda funcionar a todo su potencial. Y descansar significa dejar de hacer, por completo, lo que estás haciendo e incluso hacer lo contrario. Por ejemplo, si estás mucho tiempo en tu oficina, sal al jardín o a la calle. Si tu trabajo consiste en hablar, manténte en silencio. Si estás demasiado en el ordenador, cierra tus ojos. Aprovecha también para tomar agua y hacer algunos estiramientos.

¡Trabajar así, será más fácil!

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ecología y medio ambiente en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorAprendiendo de Yelena
Artículo siguienteLa política meditada