Multitudinario adiós a la economista Diana Garrigosa

Políticos de todos los colores han despedido a Diana Garrigosa en un funeral multitudinario, sencillo y civil donde se destacó su faceta humana, su fuerza y su valentía.

350
Multitudinario adiós a la economista Diana Garrigosa

Diana Garrigosa, economista, profesora y esposa de Pasqual Maragall, fallecía el pasado lunes de forma repentina en Barcelona a los 76 años. La mujer del ‘president’ se había volcado en la lucha contra el alzheimer desde que a su marido le detectaron esta enfermedad y a impulsar, en el 2008, la fundación que lleva su nombre y que ella presidía. Al velatorio y ceremonia de despedida, celebrado este miércoles en el tanatorio de Sant Gervasi, han asistido numerosas personalidades a acompañar a la familia.

La mujer del ‘president’ se había volcado en la lucha contra el alzheimer desde que a su marido le detectaron esta enfermedad.

Hija de un ingeniero comunista, conoció a Maragall en una fiesta de estudiantes en 1964. Se casaron el año siguiente y tuvieron tres hijos. Mujer de carácter fuerte y personalidad definida, nunca permitió que la actividad política de su esposo acabara absorbiéndola a ella. Celosa guardiana de la intimidad familiar, Diana Garrigosa optó siempre por la discreción. Incluso en su militancia política en el PSC, el partido que ella también había contribuido a fundar hasta que Maragall fue relevado por José Montilla en la candidatura socialista a la presidencia de la Generalitat. Entonces redactó su carta de renuncia, que remitió a la cúpula del partido.

Diana Garrigosa dedicó sus últimos años a cuidar a su esposo, enfermo de alzheimer. Uno de los últimos actos públicos que llevó a cabo tuvo lugar hace un par de meses. El 16 de diciembre se cumplían 16 años de la investidura de Maragall como ‘president’ del primer Govern tripartito, paréntesis de siete años entre gobiernos presididos por convergentes y posconvergentes.

Acto breve pero sentido

Pese a la ausencia de Pasqual Maragall por motivos de salud, han asistido los hijos de la familia; el cuñado de Garrigosa y concejal de Barcelona, Ernest Maragall –junto a su mujer Pepa Gispert–, y toda la familia extensa.

Según han explicado fuentes cercanas a la familia, en el interior de la ceremonia –que ha durado unos 30 minutos y ha sido laica– el espacio se ha quedado pequeño y solo han podido tomar asiento los familiares y amigos de Garrigosa.

En el breve acto ha habido dos discursos: uno por parte de los hijos, y otro realizado por Ernest Maragall, según han detallado.

El cantante Paco Ibáñez ha cantado ‘Te recuerdo cómo eras’, en base a versos de Pablo Neruda, y ‘Érase una vez’, de José Agustín Goytisolo; mientras que la cantante Sílvia Pérez Cruz ha interpretado ‘Mi mejor canción’.

Después del funeral, la difunta recibirá un último adiós en el Cementerio de Montjuïc en la más absoluta intimidad, donde será incinerada, han concretado.