Mujeres y poder de decisión: sólo un 26% en puestos de dirección

453

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

´El porcentaje de mujeres en la dirección en España no refleja ni su presencia en las empresas, somos el 46% de los ocupados, ni su nivel de formación, puesto que suponemos el 52% de la población activa con estudios universitarios´ lo dice Aurora Sanz, socia de Grant Thornton. Acaban de presentar el estudio Women in Business y las conclusiones no difieren de las obtenidas en los últimos años: mandamos poco! Según el estudio Women in Business, elaborado por la consultora, sólo un 26% de los puestos de dirección en las empresas españolas medianas y grandes están ocupados por mujeres.

Hay otros aspectos como la presencia de mujeres en las escuelas de negocio que contrasta con el 26% de cargos directivos ocupados por mujeres. Esto según Sanz "nos lleva a la pregunta de si tenemos las mujeres las mismas oportunidades profesionales que los hombres o es que sigue habiendo barreras culturales, sociales y económicas que no deberían existir en pleno siglo XXI”.

¿Tenemos las mujeres las mismas oportunidades profesionales que los hombres o es que sigue habiendo barreras culturales, sociales y económicas que no deberían existir en pleno siglo XXI? Los datos indican que un 40% de las mujeres que han alcanzado puestos directivos en la empresa española cree que los prejuicios de género siguen siendo una de las principales barreras para la promoción profesional femenina.

El estudio
El estudio, se realizó en base a entrevistas a más de 5.400 altos directivos de 36 países y muestra una ¿esperanzadora?  evolución para España entre 2004 y 2009, periodo en que el porcentaje de mujeres en la dirección pasó del 14 al 21%. Desde entonces el dato ha fluctuado con una tendencia ligeramente positiva hasta alcanzar el 26% de este año. Mientras, el porcentaje de mujeres directivas en España iguala la media de la UE, también en el 26%, y supera la media global del 22%.

Eurozona
Respecto a las grandes economías de la Eurozona, España comparte con Italia el segundo puesto, por detrás de Francia (33%) y muy por delante de Alemania, en donde las mujeres ocupan tan sólo un 14% de los puestos directivos. En el resto de Europa dominan, como en años anteriores, los países del este, encabezados por Rusia que lidera el ranking mundial con un 40% de sus cargos directivos ocupados por mujeres. Le siguen Georgia (38%), Polonia (37%) y las tres repúblicas bálticas: Letonia (36%), Estonia (35%) y Lituania (33%).

Casi un tercio (el 31%) de las empresas españolas no cuenta con ninguna mujer en su dirección. Un dato que mejora la media de la UE (36%) y los porcentajes de Italia (40%) y particularmente de Alemania, con un 59% de empresas sin presencia directiva femenina. Francia lidera las grandes economías del euro con sólo dos de cada diez empresas sin directivas.

¿Obstáculos? Los hijos, los esterotipos y los prejuicios de género
Sobre los principales obstáculos para el ascenso de la mujer a la dirección, un 42% de las directivas españolas señaló el cuidado de los hijos y un 40% los prejuicios de género. Entre sus colegas masculinos, sin embargo, sólo un 12% considera dichos prejuicios como un obstáculo para la carrera profesional de las mujeres y aunque también consideran la maternidad como una importante barrera el porcentaje baja diez puntos hasta el 32%.

Asevera Sanz que “Resulta preocupante que un alto porcentaje de mujeres que han alcanzado la dirección sigan señalando la barrera de los prejuicios. No se trata solamente de que no se promueva a mujeres por prejuicios de género, sino de que éstos siguen manifestándose en las relaciones laborales y terminan minando la moral de muchas mujeres en el desarrollo de su carrera”, opina Aurora Sanz. “La maternidad, por otro lado, es un aspecto clave puesto que suele producirse en un momento crucial para el desarrollo profesional, la treintena, y exige un importante esfuerzo físico y emocional para evitar que las circunstancias personales incidan en la trayectoria profesional, a la vez que requiere adoptar una decisión determinante: quién de los dos progenitores ralentiza, y hasta qué punto, su carrera profesional para poder atender a los hijos. Ese sacrificio suele realizarlo la mujer”.

Dónde y en qué cargos
En el ámbito global de los 36 países que componen el estudio, los sectores con un mayor porcentaje de cargos directivos ocupados por mujeres son el sanitario y el de educación y servicios sociales, ambos con un porcentaje del 41%. Les sigue el sector hotelero y de restauración donde un 33% de cargos directivos están ocupados por mujeres y el de alimentación y bebidas (27%). Los sectores con menor porcentaje de mujeres en la dirección son el de la minería (12%) y la construcción (18%). Otros sectores con baja presencia de mujeres en la dirección (en torno al 20%) son la tecnología, la industria, el transporte o las tecnologías limpias.

En las empresas que cuentan con mujeres en la dirección, sus cargos más frecuentes son el de directora financiera (un 24% de los casos) y directora de recursos humanos (21%). En el extremo contrario se sitúan las directoras de informática (4%) y ventas (6%).

“La principal cantera de directivos, sobre todo en empresas medianas y medianas-grandes, es su propia plantilla por lo que la presencia de mujeres en la dirección es un claro reflejo de su peso en la fuerza laboral de cada sector”, concluye la socia de Gran Thornton.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Mujeres en Consejos en nuestra ZONA MUJERES?

 

 

Artículo anteriorAlmudena Román: Devolvemos a la sociedad lo que nos da
Artículo siguienteSi buscas trabajo, evita estos 6 errores en LinkedIn