La deuda

182
Un libro especial en la producción literaria de la autora, es lo que apunta sobre La Deuda de Ana Martín Puigpelat, el prologuista el escritor y autor teatral José Ramón Fernández: “Quien no haya amado, se pierde los ecos de mucho de lo que aquí hay escrito, porque estas palabras no muestran sino que comparten. Quien no haya amado no sabe que todo este dolor vale la pena. Tal vez , en estos versos intuya su desgracia”.

La Deuda es el séptimo libro de Ana Martín Puigpelat (Madrid, 1968). Diplomada en Biblioteconomía y Documentalista por la Universidad Complutense de Madrid. Tiene en su poder los Premios: Jóvenes creadores del Ayuntamiento de Madrid, Voces de Chamamé, Ciudad de Miranda y Marina Romero. Pero su actividad no sólo se centra en sus seis libros de poesía o los dos que tiene en coedición o su presencia en Antologías sino que también tiene una faceta como autora de teatro y colaboradora en diferentes dramaturgias. En este año ha realizado la versión del auto sacramental de Pedro Calderón de la Barca: La Paz Universal o El lirio y la azucena que se presentó en la Semana de Música Religiosa de Cuenca y en el Festival de Almagro

La editorial EugenioCanoEditor comienza su colección Fuente del Abanico con La Deuda, con la intención de mostrar las voces poéticas que son o han sido importantes en el panorama poético español. Con una cuidada edición de Javier García del Olmo que aúna el diseño con las calidades de papel, intenta que la Poesía salga de su círculo cerrado y pueda llegar a codearse con las otras voces literarias. Cada libro posee un diseño limpio y sin recargas ornamentales, con tintas bitonales que cambiarán con cada título, y que cada diez números podrán agruparse en una caja de coleccionismo. Estos libros llevan el prólogo de un escritor o poeta importante que tiene algo que decir en el panorama literario español.
La colección Fuente del Abanico pretende que el libro sea visual al mismo tiempo que íntimo, que se lea para uno sólo y que se muestre a los otros..

Artículo anteriorEsko Aho (Nokia) en INNOVAE
Artículo siguienteRegresa el enobús