Km 0 de vida!

762

Mi columna de este mes cambia por un gran motivo, simplemente el comienzo de una nueva vida, hace tan solo un par de semanas he sido mama por tercera vez y me gustaría enfocar esta columna a todas las mamas en general, a las que trabajan dentro y fuera de casa, a las que únicamente trabajan en casa por decisión propia o por situación ajena a su decisión, a esas madres de adopción que lo son tanto como las biológicas, a todas las mujeres que de una forma u otra se sienten madres.

Ante todo seguimos siendo mujeres, mujeres con toda la capacidad del mundo para conseguir lo que nos propongamos, mujeres que seguiremos siempre luchando porque no queremos dejar de serlo.

Ante todo seguimos siendo mujeres, mujeres con toda la capacidad del mundo para conseguir lo que nos propongamos, mujeres que seguiremos siempre luchando porque no queremos dejar de serlo.He tenido la gran suerte para mi, que en este último embarazo, la gestación ha sido un complemento favorable en mi vida profesional, por ello quiero compartir públicamente la otra cara que no acostumbramos a ver en este tipo de situaciones

No ha sido fácil, es cierto que también me ha tocado vivir situaciones absurdas, incomprensibles y que por un momento, no te dejan avanzar, dada mi situación de querer ser madre, o de serlo simplemente. Aun así, nada me ha parado, «si estás pasando por un mal momento, sigue caminando, lo malo es el momento no tu».

Durante estos meses, he podido seguir con los proyectos profesionales que tenía iniciados y con casi 7 meses de embarazo fui candidata en un proceso de selección para un proyecto y con el que conseguí gracias a que me dieron la oportunidad de trabajar hasta el día anterior al parto, que han cuidado cada día mi situación, y que hoy por hoy siguen contando conmigo para mi Incorporación en cuando yo lo crea conveniente y de forma progresiva protegiendo ante todo mi situación como madre, gracias!

Por todo ello me siento con una gran fuerza interior de seguir sintiéndome esa parte de mujer profesional que a pesar de mi familia numerosa no he dejado de ser nunca, primero por mi misma, por sentirme así a pesar de mis meses de embarazo y segundo por la oportunidad que me han brindado de poder sentirme así.

En la constancia está el éxito, forma parte de mi marca, si tu te lo crees, si tu así lo sientes, conseguirás que así puedan verte. Podemos ser lo que queramos ser, el éxito no es para lo que piensan que pueden hacer algo, sino para quienes lo hacen.

En muchas ocasiones las libertades individuales de la mujer no han sido totalmente satisfechas a día de hoy, aún falta mucho por hacer, el que una mujer sea madre, profesionalmente en muchos casos pasa de ser valorado a ser castigado, es el eterno debate, luchemos por nosotras, por ser quienes queremos seguir siendo y por tener lo que realmente queremos en nuestra vida.

No soy un caso especial, somos muchas mujeres en esta situación, gracias por confiar en mi capacidad de trabajo y organización, yo siento que somos fuertes y que si realmente queremos conseguiremos nuestro sitio, ese sitio que sin más es el que tiene y disfruta cualquier otra persona, ser madres es un valor añadido de organización, reinvención, calidad personal, planificación, progreso…..

Gracias a mi constancia por lo que soy y lo que tengo, la vida es increíble y más si la vives a tu manera, cumpliendo tus sueños…..

Artículo anteriorPilar Blasco, CEO del gigante Endemol Shine Iberia
Artículo siguienteHERfinance: Mujeres e inclusión financiera