CNMV: luz verde a la Bolsa Social

538

El Consejo de la CNMV acaba de autorizar a la Bolsa Social (www.bolsasocial.com) como plataforma de financiación participativa. Se trata de la primera plataforma de equity crowdfunding o crowdinvesting que se autoriza en España de acuerdo con la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, también conocida como la “ley del crowdfunding”. Esta ley que fue aprobada por el Congreso de los Diputados en abril de este año, establece un nuevo marco jurídico, pionero en Europa, que regula la financiación participativa en sus modalidades de crowdinvesting (inversión en capital) y crowdlending (inversión en préstamos).

La ley confiere seguridad jurídica a la inversión a través del crowdfunding y eleva los requisitos que deben cumplir las plataformas, que a partir de ahora deben contar con la autorización de la CNMV y estar sujetas a su supervisión. Con esta autorización, la inversión a través de la Bolsa Social cuenta con todas las garantías que establece la ley.
Esta iniciativa pionera de equity crowdfunding promueve el cambio positivo en la sociedad conectando inversores con valores y empresas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente y potencial de crecimiento.
La financiación participativa permite a los inversores, tanto profesionales como minoristas, invertir directamente en el capital de empresas. Según estudios de Ernst & Young, esta nueva forma de desintermediación financiera alcanzó el año pasado un volumen de negocio de 82 millones de euros, con unas tasas de crecimiento del 116% desde 2012.

La Bolsa Social se dirige a inversores y empresas con valores. Para ello, selecciona y publica empresas con un buen modelo de negocio y potencial de crecimiento, con la particularidad de que deben producir un impacto positivo constatable en la sociedad y el medio ambiente. La inversión se realiza a golpe de clic, de una manera ágil y sencilla.

Durante campañas de dos a tres meses los inversores depositan su dinero en una cuenta especial en Triodos Bank. Si se alcanza el objetivo de financiación, la Bolsa Social formaliza la ampliación de capital en nombre de todos los inversores. Si no se logra, se devuelven las aportaciones sin coste para los inversores.

La plataforma cuenta con un equipo de profesionales procedentes del mundo de las finanzas, la tecnología, el derecho y el emprendimiento social. Está dirigida por Jose Moncada, que cuenta con una trayectoria profesional vinculada a la política financiera nacional y europea tras años de trabajo en el Tesoro español, la Comisión Europea en Bruselas y la Autoridad Europea del Mercado de Valores en París. Moncada es, además, presidente de la Red Española de Impacto Social (REDIS), asociación que aúna a los principales inversores de impacto social
de España.

La Bolsa Social se inscribe dentro de las llamadas finanzas éticas, un sector que experimenta un importante crecimiento desde hace años. Como señala Jose Moncada: “se está dando un cambio de mentalidad. La gente comprende que también debemos aplicar nuestros valores cuando decidimos ahorrar o invertir, y que no está reñido buscar rentabilidad e invertir en empresas con impacto positivo en la sociedad”. En este sentido, Moncada ve un gran potencial en el crowdfunding de inversión. “La Bolsa Social nace con el objetivo de convertirse en el
mercado financiero de referencia para inversores y empresas con valores positivos.

Por eso seleccionamos las empresas con el rigor del capital riesgo, las financiamos mediante la fuerza colaborativa de la financiación participativa y aportamos la dimensión ética de la inversión de impacto social”.
Para cumplir su objetivo, la Bolsa Social cuenta con el apoyo de Triodos Bank, banca ética y sostenible de referencia en Europa, o la firma de análisis financiero Analistas Financieros Internacionales (AFI). Además se ha aliado con partners relevantes del ecosistema del emprendimiento social en nuestro país como Ashoka, UnLtd Spain, Ueia o Impact Hub Madrid, entre otros.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Emprendedoras en nuestra ZONA MUJERES?