Yolette Azor-Charles: reconstruir Haití podría llevar treinta años

188

Desesperante es la situación de Haití que según Yolette Azor-Charles, podría durar hasta tres décadas. Tras el terremoto que asoló el país hace un año, la embajadora haitiana en España, instó a la comunidad internacional a "agilizar" la llegada de los fondos de ayuda comprometidos para esa tarea.

"El drama es la amplitud del problema. Es desmesurado. El Gobierno ha tenido pocos medios y sigue teniendo pocos medios", dijo Azor-Charles en Madrid con motivo del primer aniversario del seísmo, que ocurrió el 12 de enero de 2010 y causó unos 300.000 muertos.

La diplomática ha repasado la actualidad de su país para presentar el documental "Sueños de Haití", dirigido por Miguel Ángel Tobías y centrado en el gran drama humanitario que provocó la catástrofe.

Bazarra recordó que "queda mucho por hacer allí", pues se ha dado "prioridad a saciar el hambre y la sed antes de levantar una piedra". "Se necesita más coordinación, seguimiento e invertir" para impulsar las labores de reconstrucción, ha subrayado la embajadora.

Sobre la capacidad de las propias autoridades haitianas para gestionar esa labor, Azor-Charles contestó que "reconstruir las instituciones es imposible en un tiempo tan corto (el año transcurrido desde el siniestro)" y que "el Estado ha tenido que alquilar unas casas" para seguir operativo.

Y puso un ejemplo de esa realidad, al narrar que un inmueble que antes no podía ni albergar una "oficina de promoción", sirve ahora de sede de "dos ministerios", el de Comercio e Industria y el de Asuntos Exteriores, donde "trabajan por turno" los empleados.

Tras la rueda de prensa, la representante diplomática se mostró pesimista de cara al futuro, pues aseguró, en declaraciones a Efe, que la reconstrucción llevará "veinte años" en el más optimista de los casos, si bien -puntualizó- "realmente" serán "treinta".

La embajadora lamentó que Haití no pueda disponer aún de todos los fondos comprometidos en la conferencia de donantes que tuvo lugar el pasado año en Nueva York: "Yo -ha remarcado- no sé que está pasando en el planeta. Hay muy poco dinero disponible".

"Son dineros -prosiguió- que están en la cuenta del Banco Mundial, que tiene la responsabilidad de la gestión del dinero".

Según las cifras que ella maneja, "solamente 5.000 millones de dólares" han llegado al país caribeño, en tanto que "hay más de 3.900 millones de dólares que no han llegado".

Por eso, la diplomática instó a la comunidad internacional a "agilizar" el envío de esas ayudas, "porque la gente empieza a ser impaciente. Y también las necesidades son muy grandes".

Por su parte, el autor del documental, en el que ciudadanos haitianos relatan su vida cotidiana tras el terremoto, señaló que su trabajo constituye un "canto a la esperanza", al tiempo que destacó el "coraje" y la "capacidad de lucha" del pueblo de Haití.

La cinta se proyectará mañana -justo cuando se cumple un año de la tragedia- en la Casa de América de Madrid para recaudar fondos de ayuda a la labor que desempeña en el país caribeño la congregación religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul.

Una integrante de esa congregación, María del Carmen Bazarra, también presente en el acto que se realizó en la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), pidió al mundo que no olvide a Haití y trabaje "codo con codo" para reavivar "todo un país destruido".

Bazarra recordó que "queda mucho por hacer allí", pues se ha dado "prioridad a saciar el hambre y la sed antes de levantar una piedra".

Artículo anteriorMarta Vieira Da Silva es la mejor futbolista del mundo
Artículo siguienteLos trabajadores priman la conciliación sobre otros beneficios laborales