Work- Life; del equilibrio a la integración

443

 Estos días he tenido la oportunidad de recibir el Informe “Work Life Balance 2014” elaborado por Bluesteps, un servicio de la AESC (Asociación de Consultoras de Executive Search a la que Talengo pertenece), a través de encuestas a 571 directivos en todo el mundo. 52% de ellos americanos, el 33% Europeos, de Middle East y África y el 15% restante de Asia/ Pacífico con roles de Presidencia, CEO, Vicepresidencia, Comité de Dirección o Directores Ejecutivos.

Uno de los hallazgos más relevantes del estudio es que empieza a tomar cada vez más importancia para todos los directivos, independientemente del país en el que trabajen o del rol que ocupen, lograr un mayor equilibrio en sus vidas por las demandas extremas que la globalización y la disponibilidad 24/7 están produciendo en su modo de vida.

Algo se está moviendo en los equipos directivos mundiales y es interesante plantearse cómo este aspecto va a afectar al management de las organizaciones Antes que otras cuestiones como por ejemplo el salario para el 81% de estos directivos la posibilidad de tener “work life balance” es el aspecto más crítico para aceptar una nueva posición. Los horarios flexibles y las herramientas de comunicación se convierten en los beneficios sociales no económicos que más valor tienen para los ejecutivos, por delante de programas de salud, bajas maternales o paternales más largas, u otro tipo de beneficios.

Como reflejaba uno de los directivos participantes a través de un comentario cualitativo, “la vida de un directivo es como un péndulo que se mueve entre su vida personal y profesional. En ocasiones el péndulo se mueve con fuerza hacia uno de los dos extremos para resolver alguna cuestión, pero de la misma forma vuelve y se equilibra hacia el otro extremo". Buena definición de la vida balanceada, en la que todas las áreas están equilibradas y es la propia responsabilidad de cada profesional, la que enfoca su atención hacia uno u otro aspecto de su vida.

Algo se está moviendo en los equipos directivos mundiales y es interesante plantearse cómo este aspecto va a afectar al management de las organizaciones.  En palabras de Peter Felix, presidente de AESC, “trabajar de manera inteligente más que trabajar duro, empieza a cobrar sentido real y será lo que provoque las mayores diferencias en el mundo del management actual”. Si tal y como expone el estudio casi la mitad de los directivos se encuentra insatisfecho con el equilibrio en su vida, ¿nos hemos preguntado cómo afecta este parámetro a nuestra organización? No debemos olvidar que la salud y la motivación del equipo directivo es lo que marca la salud de nuestra organización, la cultura corporativa y afecta directamente a la calidad del management en aspectos como la innovación, la gestión y retención del talento o la toma de decisiones estratégicas. 

Sólo tenemos una vida y el reto de las organizaciones del siglo XXI es conseguir que sea una vida integrada, plena y feliz para todos sus profesionales, por lo que cualquier iniciativa corporativa orientada a mejorar el management deberá luchar por lograrlo.  A partir de ahora cobra más fuerza un nuevo tipo de liderazgo balanceado, inclusivo, equilibrado, basado en la escucha, la confianza en el equipo y en la delegación, sensible a la diversidad y capaz de inspirar sin estar presente.

Bienvenidos al reto del siglo XXI. Bienvenidos al reto de la integración de la vida personal y profesional.

Si deseas recibir el estudio completo accede a  https://www.bluesteps.com/Products/2014-AESC-BlueSteps-Work-Life-Balance-Report.aspx

Marta García- Valenzuela es directora asociada de Diversidad en Talengo

@martagvalenzuel

Otros artículos de nuestros/as columnistas…

 ¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorEmma Watson pronuncia un contundente discurso a favor de la igualdad
Artículo siguientePedro Valverde, Fricciones que son relatos