¿Una sucesora para Lula?

324

Luego de un próspero y popular mandato que ha posicionado a Brasil como la gran potencia suramericana, Luiz Inacio Lula da Silva ha hecho pública su voluntad de elegir a su candidato a sucesor para el Partido de los Trabajadores (PT), y todo apunta a una mujer.

La mayoría de las cartas parecen estar puestas en Dilma Rousseff, actual Ministra de la Casa Civil (Jefa de Gabinete). Pero desde hace poco tiempo, otra figura femenina ha tomado gran fuerza en el partido gobernante.

Una mujer ligada a la prosperidad económica y política

Dilma Rousseff no tuvo una juventud normal. Se nombró clandestinamente “Estela”, y formó parte de la guerrilla que se opuso a la dictadura militar. Fue capturada y estuvo presa durante tres años. Luego de padecer todo tipo de torturas, pudo retomar la libertad, y decidió comenzar una carrera política.

En el 2000 ingresó al PT. Su primer cargo en el gabinete fue el de Ministra de Minas y Energía. Pero con los escándalos de corrupción del 2005 que hicieron que Lula deba reemplazar a quien para entonces era su mano derecha, José Dirceu, salió verdaderamente a la escena política. El nombre de Dilma Rousseff estuvo en todos los titulares como la elegida de Lula para limpiar la imagen del gobierno.

Hoy es una de las mujeres más influyentes y poderosas del gobierno brasilero. Tiene a su cargo el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) y es parte de la junta de la estatal petrolera Petrobras. Dicen, por su conocimiento del sector, que será una de las fuerzas claves en el trabajo de explotación de los yacimientos encontrados el año pasado.

De la sexología a la política

Marta Suplicy es la figura que hoy parece hacerle competencia a Rousseff. Los últimos años ha crecido su papel dentro del PT, aunque su nombre recorre los pasillos del Partido de Lula desde hace casi 30 años.

En los ’80, Marta Suplicy condujo un popular programa televisivo, donde ejerció su profesión de sexóloga. Luego, decidió dedicarse a la política. Fue alcaldesa de Sao Paulo y, desde el 2007, Ministra de Turismo del gobierno de Lula.

El año pasado renunció a su cargo en el gobierno, para relanzarse a la alcaldía del gran e histórico núcleo del PT. Durante la campaña, su triunfo era incuestionable, pero en las elecciones del 5 de octubre quedó segunda detrás de Gilberto Kassab. Un gran riesgo para el PT, cuya derrota allí podría poner en riesgo el próximo mandato al que apuesta el Partido.

De todas maneras, Suplicy se muestra esperanzada. Y en caso de ganar en segunda vuelta, el próximo 26 de Octubre, se convertirá una vez más en la alcaldesa de Sao Pablo, y la competencia entre las dos mujeres estará declarada.

Artículo anteriorTurismo justo y sostenible
Artículo siguienteUna agenda activa